«No lo parecía, pero debía estar sufriendo mucho por la enfermedad de su esposa»

JUAN CARLOS ROMÁN

Los vecinos del barrio de La Campa, en La Felguera, no pueden ocultar su sorpresa ante lo ocurrido | El hombre dejó una nota manuscrita en la vivienda para disculparse con su familia

ÁLEX FUENTE

Dos octogenarios fueron encontrados muertos a primera hora de esta mañana en el barrio de La Campa, en La Felguera. El hombre, Luis Llaneza, de 88 años, se arrojó desde la ventana de su vivienda, en el número 5 de la calle Juanito Perotti, después de degollar a su mujer, de 84 años y con principios de alzheimer, con un cuchillo, mientras ésta se encontraba en la cama.

Fue el vecino que reside frente a la vivienda del matrimonio quien encontró el cuerpo de Llaneza en el suelo. Pasaban las siete de la mañana y todo apuntaba a que se había lanzado desde una ventana, que estaba abierta, del segundo piso de la casa. Los vecinos de esta tranquila calle de La Felguera no puden ocultar su sorpresa ante lo ocurrido.

Nadie sabe qué pudo pasar dentro de la esa casa. «No lo parecía, pero debía estar sufriendo mucho por la enfermedad de su esposa. Nunca protagonizaron problemas y él siempre estaba muy atento con su mujer. También con los vecinos. Estamos sorprendidos», comenta Alfonso Hernández.

Luis Llaneza era una persona muy conocida y apreciada en todo el concejo. Fernando López asegura que era un hombre con un «gran corazón». Hace unos años se quemó la casa de su hermana, en el barrio, muy cerca de Juanito Perotti. «Mí familia se quedó con lo puesto en la calle, él acudió al poco, sin pedirle, nada, con el material y una cuadrilla y se hizo cargo de la vivienda calcinada. Era excepcional y siento mucho lo que ha sucedido», dice.

«Él era un hombre muy activo, iba y venía con su coche y se le veía animado. De hecho, comentaba hace poco que pensaba irse hasta septiembre a una casa que tiene en Rodiles», cuenta una vecina quien afirmó que la mujer no salía desde hacía tiempo por la enfermedad que padecía.

El hombre dejó una nota manuscrita en la vivienda para disculparse con su familia. Según los vecinos la mujer «tenía principios de alzheimer y él se encontraba muy bien».

Los agentes de la Policía Nacional se encuentran en estos momentos investigando el suceso en el lugar de los hechos. El hijo del matrimonio ha sido atendido de un ataque de ansiedad tras conocer lo sucedido.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Langreo se ha hecho cargo del caso y ha ordenado ya el levantamiento de los dos cadáveres. Según fuentes policiales, no existían denuncias previas registradas entre el matrimonio.

Noticias relacionadas