Detenido un conductor, bajo los efectos de la droga, tras huir 20 kilómetros en sentido contrario con dos niños en la parte trasera

Detenido un conductor, bajo los efectos de la droga, tras huir 20 kilómetros en sentido contrario con dos niños en la parte trasera

El hombre, vecino de El Entrego, propinó varios golpes a los agentes en el momento de la detención

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

La Policía Nacional procedió a la detención de un vecino de El Entrego con múltiples antecedentes penales como autor de los delitos de conducción temeraria y atentado a agentes de la autoridad en la tarde de este miércoles.

Los hechos se iniciaron sobre las siete de la tarde, cuando un coche patrulla de la Comisaría de Langreo se cruzó en la avenida de la Libertad de Blimea con un vehículo que circulaba de forma anómala, percatándose a continuación que era conducido por un conocido delincuente de la zona, el cual carece además de permiso de conducir.

Por este motivo y para evitar posibles accidentes, trataron de detenerle, haciendo uso de las luces y sirena del vehículo policial. El conductor inició entonces una peligrosa huida que concluyó, tras recorrer alrededor de veinte kilómetros en sentido contrario, en la localidad de Tudela Veguín. El hombre conducía durante la persecución de manera temeraria, poniendo así en grave peligro a los ocupantes de los vehículos que circulaban en sentido contrario, así como a los peatones que se encontraban en las inmediaciones de la calzada.

La Policía pudo detener al conductor cuando este, tras una peligrosa maniobra, colisionó contra el vehículo policial. El coche del sospechoso quedó inmovilizado en la cuneta.

Según relata la policía, una mujer salió apresuradamente del asiento del copiloto y, acto seguido, el conductor intentó reanudar la marcha, algo que impidió la rápida actuación de los policías, que lograron reducir al conductor a pesar de los golpes que este propinó a los agentes.

La Policía comprobó que en el asiento trasero del vehículo viajaban también dos niños de unos tres años de edad, hijos de la mujer que viajaba con el detenido.

Tras las pruebas pertinentes, se constató que el conductor había consumido cocaína, heroína y hachís.