Las estaciones de esquí asturianas recaudan 1,3 millones en fortfaits

Estación de esquí de Pajares. /EFE.
Estación de esquí de Pajares. / EFE.

95.000 usuarios ha pasado por las pistas de la región en esta temporada que acaba de terminar

EFEOviedo

Las estaciones de esquí asturianas, Valgrande Pajares y Fuentes de Invierno, dan por terminada la temporada de nieve tras el paso de 95.000 usuarios por sus pistas y la venta de fortfaits por valor de 1,3 millones de euros en un año marcado por las condiciones meteorológicas.

Las cifras, presentadas por el viceconsejero de Cultura y Deporte, Vicente Domínguez, reflejan los resultados de una campaña invernal que ha estado condicionada por el retraso de prácticamente dos meses en el inicio de la temporada, marcada por la falta de las condiciones necesarias para la práctica del esquí en lo que a meteorología se refiere.

Por Valgrande-Pajares, que abrió sus puertas el 20 de enero, pasaron un total de 41.983 usuarios en los 85 días que esta estuvo abierta, ya que hubo otros 51 en los que se vio obligada a cerrar por falta de nieve, 5 por temporales y 2 por una avería en el remonte principal que obligó a echar el candado.

Estas cifras revelan una media de casi 500 usuarios por día y dejó un total de 650.855 euros de ingresos en la estación lenense por la venta de fortfaits. La de Fuentes de Invierno, que arrancó temporada un día después que Pajares y estuvo abierta un día más, albergó casi diez mil usuarios más -53.013- pese a tener que cerrar otros 52 días por falta de nieve, 4 por temporal y una por avería.

La estación allerana registró una media de 616 usuarios en sus instalaciones, y facturó un total de 670.125 euros en venta de fortfaits en los 86 días que estuvo operativa. De los 1.784 abonos emitidos por ambas, 1.335 fueron de prepago y 449, normales, y la Semana Blanca contribuyó a aumentar los registros habituales tras incrementar el número de usuarios a 5.830 alumnos de 153 centros educativos.

Fuentes de Invierno acogió a 3.432 de esos estudiantes, cifra con la que batió su propio récord y que supuso una estancia de 2,91 días por alumno, mientras que Valgrande-Pajares albergó a 2.398 escolares que estuvieron en la estación una media de 2,85 días por cabeza.