La temporada se cierra con 27.000 esquiadores menos que el año pasado

Usuarios disfrutando de la estación de Pajares durante el fin de semana. / JESÚS MANUEL PARDO
Usuarios disfrutando de la estación de Pajares durante el fin de semana. / JESÚS MANUEL PARDO

Las estaciones de Valgrande-Pajares y Fuentes de Inverno solo estuvieron abiertas el 62% de la campaña

MARTA VARELA ALLER / LENA.

La estaciones de esquí asturianas han perdido usuarios si comparamos los números con el año pasado. Si la temporada anterior se superaban con creces los cien mil esquiadores, con 65.887 en Pajares y 56.545 en Fuentes de Invierno, los últimos datos vuelven a estar por debajo de los 100.000. En concreto, ayer la Dirección General de Deportes confirmaba que en la temporada 2018-2019 han sido 94.996 esquiadores los que se deslizaron por las montañas alleranas y lenenses. Lo que supone una perdida de 27.436 esquiadores.

Un descenso que ha sido más notorio en la estación lenense de Valgrande-Pajares, que pasó de 65.887 esquiadores la pasada temporada a los 41.983 registrados esta campaña. Fuentes de Invierno sólo tuvo un descenso de 3.500 usuarios, ya que esta temporada contabilizó 56.545. ¿Los motivos? Puede achacarse, en parte, a la escasa nieve caída y a la disminución de 37 días de apertura en Pajares y de 26 en Fuentes de Invierno, que no lograron llegar al centenar de jornadas abiertas, en torno a un 62%, cuando la temporada pasada se pasó de las 110.

La consecuencia más evidente es el descenso de recaudación que casi disminuyó en medio millón de euros. Esta temporada se situó en 1.320.870 euros por venta de forfaits, (670.125 euros en Fuentes de Invierno y 650.125 en Pajares) por los 1,8 millones de la pasada temporada. Los dos enclaves asturianos emitieron 1.784 abonos (594 menos que la pasada temporada), de los cuales 1.335 fueron de prepago y 440 normales. Cifras, que según Deportes, han estado condicionadas «por un retraso de casi dos meses en el inicio de la temporada por la falta de condiciones metereológicas adecuadas».

Semana blanca

Un refuerzo importante para no perder más usuarios es el constante aumento de los centros escolares que acuden a las pistas asturianas a disfrutar de una Semana blanca. Así esta temporada participaron 153 centros (nueve más que la temporada anterior) que llevaron a 5.830 alumnos, con un promedio de estancia inferior a los tres días por escolar. Los colegios también se decidieron más por Fuentes de Invierno, a la que acudieron 84 centros escolares con 3.432 niños, por los 69 centros y sus 2.398 escolares que apostaron por Valgrande-Pajares.