Expectación estival ante las «reinas» del Cantábrico

Una de las osas camina por el cercado pequeño de las instalaciones proacinas. / PABLO LORENZANA
Una de las osas camina por el cercado pequeño de las instalaciones proacinas. / PABLO LORENZANA

La Fundación Oso inaugura por cuarto año las visitas guiadas a los cercados de 'Paca' y 'Molina' | Los visitantes destacan el carácter didáctico y «enriquecedor» del itinerario, que se repetirá en veinte ocasiones hasta el 9 de septiembre

ÓSCAR PANDIELLO PROAZA.

'Paca' y 'Molina' no son la definición clásica de estrellas mediáticas, pero lo cierto es que la presencia de estas dos osas atrae cada año a miles de visitantes a Proaza. Allí viven desde hace años en cautividad; la primera acostumbrándose a la muerte de su inseparable hermana y, la segunda, con un alto grado de actividad a causa de su juventud.

Para explicar la historia y el modo de vida de estos plantígrados, la Fundación Oso de Asturias inauguró ayer, por cuarto año consecutivo, las visitas guiadas a los cercados en los que viven en cautividad. Unos itinerarios que se podrán disfrutar a lo largo de 20 fechas hasta el próximo 9 de septiembre. «Es toda una oportunidad poder disfrutar de animales tan nobles y preciosos a apenas unos metros. Da un poco de pena que no puedan vivir en libertad pero de esta forma se puede concienciar sobre los problemas del furtivismo y ayudar a comprender su modo de vida a los visitantes», explica Mario Gómez, que acudió a la localidad asturiana junto a su familia.

A partir de las 10.30 horas, los visitantes que así lo deseen podrán acercarse a la Casa del Oso para dar comienzo a las visita. Allí conocerán la historia de su asentamiento y evolución en la cordillera Cantábrica a través de varias instalaciones, maquetas y un breve documental. Después, el grupo ascenderá hasta los cercados de las osas, donde podrán contemplarlas y atender a la explicación de un guía. «La verdad es que son las auténticas reinas de la fauna de la zona. Siempre que venimos tratamos de apostar por la naturaleza asturiana, es un auténtico lujo», subraya Gómez.

Controversia del cautiverio

Las osas, que se encuentran en cercados diferentes mientras se estudia su compatibilidad y la posibilidad de que vivan juntas, atrajeron a través de estas visitas guiadas a 300 visitantes. Una cifra que desde la fundación espera superar habilitando más visitas guiadas. Sin embargo, más allá de esta ruta didáctica, las personas que ponen rumbo hacia Proaza para disfrutar de las osas asciende considerablemente. «Escuché a una persona criticar el cautiverio de las osas, pero lo cierto es que ya no podrían vivir en libertad al haberse criado en presencia de humanos», opina Vicente Romero, natural de Oviedo.

A ojos de este visitante, la senda debería potenciarse con una mayor inversión en publicidad y con una mejora de las infraestructuras. «La fauna es un patrimonio nuestro y es necesario conocerla y respetarla para que se mantenga en el tiempo», severa.

Los interesados en participar en este recorrido tienen que reservar plaza a través del 985963060 o a través de email de la fundación, info@osodeasturias.es.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos