Fallece la magistrada Rosario Fernández Hevia

Fallece la magistrada Rosario Fernández Hevia

Durante 23 años trabajó en los juzgados de Gijón y su último destino fue la Audiencia Provincial de Valencia

EL COMERCIOGijón

La magistrada Rosario Fernández Hevia ha fallecido esta mañana a consecuencia de una larga enfermedad.

Charo Hevia, mierense nacida en 1957, estuvo destinada en Gijón durante 23 años antes de incorporarse a la Audiencia Provincial de Valencia en el año 2015. Allí estuvo hasta abril en que se declaró su jubilación por incapacidad permanente.

Dilatada trayectoria

Hevia accedió a la carrera judicial en 1986 y sus primeros destinos antes de llegar a Gijón fueron Ponferrada, Langreo y Madrid. Feminista declarada, era una profesional de firmes principios. En 1999 mantuvo un sonado desencuentro con los fiscales después de criticar la supuesta «inacción» de los representantes del ministerio público en lo relativo a los casos de violencia sobre la mujer.

No fue el único sinsabor de su dilatada trayectoria. En 2001, siendo jueza decana de Gijón, fue reprobada de su cargo por sus compañeros y en 2007 la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial la expedientó por acumular 148 sentencias sin dictar entre 2005 y 2006. Le coincidió además en un periodo delicado de salud, con un enfisema pulmonar que la alejó durante meses de su juzgado.

Entre los últimos procedimientos judiciales sobre los que tuvo que dictar sentencia está el juicio del fraude de Mina La Camocha, por el que condenó a nueve años de prisión y a más de 16 millones de euros de multa a los cinco acusados.

En 2005 condenó a cuatro años de cárcel a un hombre por matar a su padre de un golpe en la cabeza y en 2008 dictó una orden de alejamiento para una pareja que planeaba casarse a los diez días pese a haber sido sorprendidos en la calle por la Policía mientras él le pegaba una bofetada a ella.