Fallece un trabajador forestal al caerle encima un árbol en Taramundi

Fallece un trabajador forestal al caerle encima un árbol en Taramundi

El incidente se produjo en una zona de muy difícil acceso y el cadáver tuvo que ser recuperado y trasladado por los bomberos del SEPA

DAVID SUÁREZ FUENTE OURIA (TARAMUNDI).

Un trabajador de una empresa forestal gallega falleció en la tarde de ayer al caerle encima un árbol en la localidad de Ouria, en el concejo de Taramundi, en una zona de difícil acceso. El hombre, R. D. F, vecino de Ribadeo, en Lugo, se encontraba talando eucaliptos para una compañía de producción de pasta de papel, junto a otros compañeros, quienes dieron el aviso a los servicios de emergencia.

Al lugar del suceso se desplazaron efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado del parque de Barres y personal sanitario, que solo pudo certificar el fallecimiento del trabajador.

De 58 años, «era muy experimentado con la motosierra», asegura la empresa

El hombre de 58 años, según fuentes de la propia empresa, Agroforestal Mota SL, «era muy experimentado con la motosierra», y no se explican lo que ha podido ocurrir. Para llegar hasta donde se encontraba la víctima, la dotación tuvo que desplazarse con el todoterreno del servicio y dejar el resto de vehículos a cinco kilómetros. El acceso lo realizaron a través de dos pistas forestales, una que tuvieron que ir limpiado para poder subir con el todoterreno, a lo largo de unos dos o tres kilómetros y desde allí, caminando, otros 500 metros. Allí localizaron al trabajador accidentado, que yacía muerto aplastado bajo el árbol.

A las 21.31 horas los bomberos del parque de Barres recibieron la autorización judicial del Juzgado de Luarca para trasladar el cuerpo del fallecido desde el lugar del accidente hasta el vehículo todoterreno, situado a medio kilómetro del lugar del siniestro. Hasta el terreno forestal además de bomberos y sanitarios se desplazó una patrulla de la Guardia Civil que se hizo cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver e iniciar la investigación para intentar determinar las causas del suceso.

Otras víctimas

En marzo de 2017, una mujer falleció también en el Occidente por la caída de un árbol. En concreto en Cangas del Narcea. La víctima, de 46 años, murió como consecuencia de las heridas producidas al caerle un árbol encima. La mujer estaba en el pueblo de Monasterio del Coto cuando fue golpeada por el árbol. La anterior muerte protagonizada por un trabajador forestal fue en junio de 2014 cuando un hombre de 60 años falleció tras caerle un pino cuando trabajaba para una empresa de maderas en una pista forestal en las inmediaciones del monte Corula, en Grandas de Salime.