Dos firmas para la historia

Las cuatro firmas de la Familia Real en 2018. / E. C.
Las cuatro firmas de la Familia Real en 2018. / E. C.

El Rey dejó su huella en el libro de honor de la basílica 17 años después de que él mismo lo estrenara

Ó. P. COVADONGA.

Antes de marchar de la basílica, donde el arzobispo Jesús Sanz Montes ofició una misa en la que estuvieron presentes todas las autoridades, los integrantes de la abadía de Covadonga invitaron a la Familia Real a dejar una firma para la posteridad en el libro de honor del santuario. Lo que el Rey no recordaba es que, 17 años antes, él mismo había inaugurado este libro coincidiendo con una de sus visitas al Real Sitio. «¡Qué alegría!», confesó a Alfredo Mariño, abad de Covadonga, después de que éste le recordase la efeméride.

Esta primera firma data del 7 de septiembre de 2001, cuando el entonces Príncipe de Asturias acudió a inaugurar la exposición 'Covadonga, iconografía de una devoción'. En ese momento, Felipe VI escribió un pequeño texto junto a la rúbrica para estrenar el libro: «Es para mí un verdadero honor y también un motivo de inmensa alegría volver a Covadonga para celebrar el primer centenario de la consagración de su basílica dedicada a la Santina. Celebro que esta exposición 'Covadonga, iconografía de una exposición' se inaugure en esta ocasión ayudando a divulgar la historia de la tradición asturiana y española de este bello y santo lugar. Con todo el afecto».

En el caso de la celebración del sábado, tanto los Reyes como la Princesa y la Infanta estamparon su firma sobre un texto ya redactado por los responsables de la abadía. El abad, según aseguró, estaría encantado de que en un futuro cercano volviesen a renovar su aportación a este volumen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos