Fomento abre la prolongación de la A-63 hasta Cornellana y fija para 2020 su llegada a Salas

Íñigo de la Serna y Javier Fernández inauguran el tramo de la A-63 entre Doriga y Cornellana
Íñigo de la Serna y Javier Fernández inauguran el tramo de la A-63 entre Doriga y Cornellana. / Damián Fernández

El ministerio de De la Serna encarga un estudio para «la mejora integral» del corredor de la A-8 entre Lloreda y Tamón y de la A-66 entre Serín y el enlace de Lugones

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

El ministro de Fomento ha participado esta mañana en la apertura al tráfico del nuevo tramo de la A-63 entre Doriga y Cornellana, de 2,3 kilómetros de longitud y que tiene como elemento más destacado un viaducto de 875 metros sobre el río Narcea que, según Íñigo de la Serna, «será de los más importantes que tenga la comunidad autónoma«. La obra, que acumula un importante retraso, ha supuesto una inversión de 43,7 millones de euros. Durante el acto el ministro confirmó la reanudación de los trabajos en el siguiente tramo, Cornellana-Salas, que pese a tener ya un 35% de la obra realizada no se terminará hasta 2020, «dada la complejidad de los trabajos que hay que llevar a cabo» como consecuencia de unas «dificultades geotécnicas extremas». Su coste rondará los ochenta millones de euros.

Noticias relacionadas

En lo que respecta a la continuidad de la autovía hacia La Espina, De la Serna lamentó no haber podido licitar antes de fin de año, como estaba previsto, el tramo entre Salas y El Regueirón, de unos cinco kilómetros de longitud y que supondrá una inversión de diez millones de euros. Lo atribuyó a la necesidad de realizar dos nuevos informes «que ratifiquen la validez de las estructuras ya ejecutadas», un trámite administrativo que puede llevar aún tres o cuatro meses. Una vez se solvente, podrá contratarse la obra, si bien dado que su ejecución se estima en doce meses, y por tanto se acabará antes que Cornellana-Salas, «este pequeño retraso no será un punto crítico en la continuidad del trazado ni va a suponer una pérdida de plazos en la conexión de la A-63».

El ministro hizo un repaso por otras actuaciones en carreteras de Asturias comprometidas por su departamento. Anunció que como complemento al proyecto actualmente en redacción para la construcción de un tercer carril en la 'Y' entre Lugones y Matalablina, que incluirá la remodelación de los enlaces de Lugones, Paredes y Matalablina, Fomento ha encargado un estudio para «la mejora integral del corredor de la A-8 entre Lloreda y Tamón y de la A-66 entre Serín y el enlace de Lugones, lo que permitirá una visión global de lo que puede ser la ampliación de la A-66».

Vial de Jove

Sobre Gijón indicó que, además de los trabajos ya iniciados para la construcción del primer tramo de los accesos a El Musel entre el enlace de Lloreda y el semienlace de Veriña, desdoblando la antigua AS-19, acaba de adjudicarse la redacción del nuevo proyecto para el vial que entrará al puerto por Jove y que discurrirá en su mayor parte bajo tierra. «Prevemos tenerlo para finales del verano, lo que nos permitirá cumplir con el compromiso de licitar la obra en 2018”» afirmó.

Con respecto al acceso a Oviedo por el norte apuntó que «continuamos con los trámites para la elaboración del estudio informativo» y anunció para el 9 de enero la apertura de las ofertas técnicas recibidas. Y sobre Avilés indicó que hoy mismo tiene prevista una reunión de trabajo con el Principado para conocer «y debatir técnicamente» la propuesta del Gobierno regional para los accesos al puerto. «Se habían comprometido a entregarnos alguna alternativa que pudiera reunir un mayor consenso territorial», explicó.

De la Serna anunció finalmente la cesión a los ayuntamientos de Avilés y Valdés, sin cargo alguno, de tres tramos urbanos de carreteras de titularidad estatal. En el primer caso se trata de 1.548 metros del ramal de enlace de la A-8 en la salida 406, desde la glorieta de acceso a Molleda hasta la glorieta de Villalegre, para favorecer la promoción del desarrollo urbanístico de la zona. Al Ayuntamiento de Valdés se ceden dos tramos de la N-634, que suman 285 metros de longitud, para favorecer «una mayor autonomía municipal en la gestión de usos y actividades en esa carretera».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos