Un nuevo derrumbe del corredor del Nalón que amenaza con dejar incomunicados a 20.000 vecinos

El Gobierno defiende a la Confederación
San Martín del Rey Aurelio. El corredor del Nalón, a su paso por Blimea, volvió a sufrir desprendimientos durante todo el día. / J. M. PARDO

Carcedo culpa «al cambio climático» y sostiene que «hay crecidas imposibles de prevenir»

CH. TUYA / M. VARELA / G. POMARADA / AGENCIASGIJÓN.

«Los ríos llevan tiempo estando muy sucios. No es algo nuevo». Ignacio García, alcalde de Navia y presidente de la Federación Asturiana de Concejos resumía ayer en EL COMERCIO el sentir de los regidores de Ribera de Arriba, Mieres, Grado, Pravia y Villaviciosa. Todos enfadados por las consecuencias que el temporal ha causado en la región, con cuatro personas fallecidas en otros tantos accidentes, ocho carreteras cortadas y la red de Feve seriamente dañada, con dos puntos críticos: Arobes (en Parres) y Cabañaquinta, donde la vía quedó colgando sobre el río.

Sin embargo, para el Ejecutivo central las miras no deben ponerse en la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC). Durante la visita a Cantabria, muy afectada también por la tromba de agua, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, defendió el trabajo realizado por CHC en el mantenimiento de los cauces. Abogó ella por trabajar en medidas de previsión y control que permitan adelantarse a este tipo de inundaciones motivadas, a su juicio, por el cambio climático, y «mitigar» así sus impactos.

Aunque Carcedo respondía a las críticas de Miguel Ángel Revilla, ya que el presidente de Cantabria centró sus iras en la Confederación, lo cierto es que la ministra asturiana recordó que la entidad ha invertido cinco millones en medidas automáticas para medir el régimen de los caudales y prevenir este tipo de crecidas con el fin de mitigar sus efectos. En relación al mantenimiento de los cauces, aclaró que el pasado diciembre encargó trabajos de limpieza a la empresa Tragsa tras años con «escasísimas actuaciones».

La Administración central niega tener competencias «en los ríos urbanos de Gijón»

En su opinión, hay crecidas que son «casi imposibles» de prevenir aunque los cauces estén limpios ya que, según ha dicho, lo que ha provocado las obstrucciones son árboles «arrancados de cuajo» por las inundaciones.

Carcedo ha señalado que son los técnicos los que deben determinar «las medidas más adecuadas y más eficaces». Al margen de defender el trabajo de la Confederación, Carcedo ha insistido en achacar lo ocurrido «al cambio climático» y ha opinado que «hay que pensar» que «lo más previsible» es que este tipo de situaciones se den cada vez con más frecuencia y, por ello, hay que «adaptarse» a ello y trabajar en estudios y medidas que permitan hacer previsiones y proyecciones para evitar o mitigar sus impactos.

«Creo que en esa dirección hay que trabajar», afirmó, a la vez que abogaba por la «cooperación» entre las distintas administraciones.

Se mantiene la alerta

Mientras los ayuntamientos evalúan el coste de los daños sufridos, el temporal, que ayer dio una pequeña tregua, pese a la alerta por fenómenos costeros, viento y nieve, sigue causando estragos. Así, el corredor del Nalón, a su paso por Blimea, sufrió ayer nuevos desprendimientos. Los técnicos del Principado que acudieron, en la mañana de ayer, a revisar el tramo cercano al Pozo Villar, se encontraron con los quitamiedos en el aire y la escombrera cayendo sin freno.

Por ese motivo, se anunció una intervención urgente. «El planteamiento es hacer una escollera desde arriba, con una máquina de brazo largo, que ejecutaría la misma empresa que actuó en el argayo que dejó aislado Caso», aseguraron fuentes oficiales a este periódico. El objetivo es frenar el deterioro del corredor del Nalón, ya que un corte en ese tramo dejaría incomunicados a unos 20.000 vecinos, los que residen en los concejos de Laviana, Sobrescobio y Caso. La AS-17 ya está cortada a la altura de Blimea por un argayo producido por el temporal que arrasa la región desde el jueves.

Tras conocer el nuevo derrumbe, IU en San Martín del Rey Aurelio se mostró especialmente crítica. «Hace ocho meses ya denunciamos el peligro que podía suponer el derrumbe de la escombrera en la zona de Villar, sobre la que pasa el corredor del Nalón. Nadie tomó el aviso en serio ni llevó a cabo ninguna medida», dijeron fuentes de la coalición.

Más información

Tampoco realizará ninguna acción la Administración central en los ríos gijoneses. Según respondió el Ejecutivo de Pedro Sánchez a una pregunta del diputado asturiano de Ciudadanos Ignacio Prendes, vicepresidente del Congreso, «la Administración no tiene competencias en la limpieza, mantenimiento y conservación de cauces públicos situados en zonas urbanas».

Mientras, la previsión meteorológica mantiene las alertas de fenómenos costeros, viento y nieve, aunque centradas en el oriente de la región como ya ocurrió ayer. El temporal permitió disfrutar de los bufones de Pría, mientras que Sotres se cubrió de nieve. No obstante, según comentaban los vecinos, «es todo muy raro: a las tres de la tarde estaba cubierto, pero enseguida se va la nieve». Tanto es así que a última hora solo quedaban restos blancos en los picos.

Para mañana, se espera descenso de temperaturas y la cota de nieve a 800 metros. Y fuertes vientos.

Síguenos en: