Dos incendios forestales en Grado y Morcín en una jornada de riesgo extremo

El incendio de Otura quemó parte del monte. / J. M. PARDO
El incendio de Otura quemó parte del monte. / J. M. PARDO

En los dos primeros meses ardieron 2.031 hectáreas, a las que hay que sumar las que se quemaron a principios de marzo

M. MENÉNDEZ / A. FUENTE GIJÓN / MORCÍN.

Gran parte de Asturias estaba ayer en riesgo muy alto o extremo de incendios forestales pero, por fortuna, solo se registraron dos, en Morcín y Grado. Sobre el primero, se declaró poco después del mediodía en Otura, cerca de donde comienza la ruta hacia las ermitas del Monsacro. Desde el Servicio de Emergencias del Principado se informó de que se destinaron efectivos de Bomberos de Asturias del parque de La Morgal para las labores de extinción. También se hizo uso de un helicóptero para apagar las llamas, que afectaron especialmente a rastrojos sin ser un foco preocupante. No obstante, los vecinos de la zona habían logrado controlar el fuego, que se dio por extinguido a las tres de la tarde. En cuanto al de Grado, fue necesario activar la BRIF (Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales) que el Ministerio de Agricultura tiene en Tineo.

Por otro lado, en los dos primeros meses del año resultaron calcinadas en Asturias 2.031 hectáreas. A esta cantidad habrá que sumar la oleada de incendios que, precisamente, comenzó el último día de febrero y se prolongó durante otros seis días. La zona noroeste del país, que comprende Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, concentró durante esos dos meses el 63,75% de los incendios registrados en el país, si bien hay que recordar que el mes pasado fue Cantabria la región que más sufrió este tipo de desastres. No obstante, la gran mayoría de los terrenos afectados por el fuego fueron superficies no arboladas, según informa el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales.

Los datos apuntan a una tendencia nacional similar a la de 2012, uno de los peores en cuanto a número de incendios forestales registrados.