Una embarazada andaluza y su familia, atendidos por listeriosis en Gijón

La carne mechada afectada por el brote de listeriosis, de la marca La Mechá, se fabrica en Sevilla. / E. C.

Con una gestación de siete meses, fue asistida en Arriondas y Cabueñes, donde le dieron el alta. Más tarde se confirmó que tenía la bacteria causante del brote

SANDRA FERRERÍA / EUGENIA GARCÍAOVIEDO.

Una mujer sevillana de 31 años, embarazada de siete meses, así como su marido y su hijo, tuvieron que ser atendidos en el Hospital de Cabueñes, en Gijón, por síntomas de listeriosis, la enfermedad infecciosa que está provocando gran alarma en el sur del país a causa del brote originado en el consumo de carne mechada con el nombre comercial La Mechá.

Durante la tarde del pasado 7 de agosto, la mujer, su marido y el hijo de tres años de ambos, que se encontraban veraneando en Asturias, acudieron al Hospital Francisco Grande Covián, en Arriondas, con diversos síntomas. La embarazada tenía fiebre, con picos de 39 grados y medio; el niño, diarrea y vómitos; mientras que el padre sufría dolor de garganta.

Se les realizaron diversas pruebas, con especial énfasis en la embarazada. La ginecóloga encargó una extracción de sangre y dado el avanzado estado de gestación de la mujer se ordenó su traslado al Hospital de Cabueñes. Llegaron al centro asistencial gijonés alrededor de las diez de la noche, donde según explicó al ABC uno de los tres afectados, Alejandro R., les dijeron que podía tratarse de gastroenteritis. No obstante, ante la ausencia de pruebas que determinasen que la listeriosis-que puede ser prácticamente asintomática- era el origen de su malestar, dos horas más tarde fue dada de alta.

No obstante, al día siguiente, el laboratorio de microbiología de Arriondas detectó un patógeno. Gracias al cultivo de las muestras extraídas de la paciente se identificó un tipo de agente -técnicamente denominado bacilo Gram positivo-, cuya naturaleza concreta aún no se había manifestado. Por ello, las autoridades sanitarias del centro procedieron de inmediato a avisar a la mujer afectada. Esta les comunicó que ya se encontraba de regreso a Sevilla, ante lo cual los facultativos asturianos le instaron a acudir cuanto antes a los servicios sanitarios andaluces para no poner en riesgo su embarazo de siete meses. Así lo hizo.

El 9 de agosto, la paciente fue ingresada y apenas tres días después el laboratorio del Hospital de Arriondas confirmó que la bacteria detectada era la 'Listeria monocytogenes', causante de listeriosis. Un punzamiento en la médula del feto y el análisis de la placenta determinaron que el bebé estaba sano pero la placenta ya presentaba la infección. Dado que el riesgo era «altísimo» -la listeria puede provocar el aborto o la muerte fetal-, los médicos aconsejaron adelantar el parto, que se realizó en el hospital sevillano Santa Ángela de la Cruz a las 33 semanas de gestación. «Nuestro bebé se salvó de milagro», declaró el padre al diario andaluz.

56 hospitalizados

Tres días antes de emprender sus vacaciones a Asturias, la familia había consumido unos montaditos de carne mechada de la marca La Mechá en un bar sevillano. El número de enfermos hospitalizados por el brote de listeriosis detectado en Andalucía aumentó ayer a 56, si bien hasta la fecha se han comprobado 80 intoxicaciones. Hay, en total, quince embarazadas monitorizadas, un grupo en el que la listeriosis, según afirmó ayer en el HUCA la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, «es especialmente preocupante». Aseguró asimismo que el ministerio que encabeza está en «alerta» por esta situación, si bien, a raíz de este caso, la asociación de consumidores Facua reclamó una actuación más contundente y pidió a la propia titular de Sanidad que decrete la alerta sanitaria a nivel nacional.

Más información