El radar de Candás que era un extractor de humo

El túnel de la variante en el que está el extractor de humos./
El túnel de la variante en el que está el extractor de humos.

En los últimos días se ha extendido entre los vecinos de Carreño la creencia de que se ha instalado un dispositivo de control de la velocidad en el túnel de la variante. La Guardia Civil lo ha desmentido

CRISTINA M. GAYOGijón

Rumor, según la Real Academia Española: "Voz que corre entre el público". Esto es lo que está pasando en los últimos días en Candás (Carreño), en donde se ha extendido la noticia falsa de que hay un radar instalado en el túnel de entrada y salida a la localidad por la variante, en la carretera que viene desde El Empalme.

Alguien observó unas supuestas cámaras que controlan los dos carriles y dio por seguro que se trataba de controladores fijos de la velocidad, a pesar de que no existe ninguna advertencia previa en ninguno de los dos sentidos.

La Guardia Civil de Gijón ha aclarado a este periódico que, en realidad, no existe ningún radar en dicho tramo y que no es más que un extractor de humo.

Por otro lado, un agente de la Benemérita de Carreño ha explicado que el bulo les ha llegado por diversas vías y, sorprendido, ha expresado su incredulidad por la rapidez con que se ha extendido. Además ha advertido que incluso "hay quien asegura que se ha parado en medio del túnel para comprobar que es un radar. Y eso sí es motivo de sanción".

Y recuerden: que no haya radar no implica que no se deban respetar las normas. En el túnel de Candás el límite es de 80 kilómetros por hora.