Fallece a los 88 años Jorge Gibert, ex prior de Valdediós

Jorge Gibert./J. PAÑEDA
Jorge Gibert. / J. PAÑEDA

El monje cisterciense vivió 17 años en el monasterio maliayo y fue uno de los precursores de su rehabilitación

Alicia G. Ovies
ALICIA G. OVIES

Jorge Gibert, quien fuera prior del monasterio de Valdediós, en Villaviciosa, durante 17 años, falleció esta mañana a causa de un cáncer. Su labor al frente del cenobio maliayo lo convirtieron en una persona muy respetada y querida por los vecinos del concejo, que no dudaron en arroparle cuando en 2009 se vio obligado, junto a sus compañeros, a abandonar las instalaciones tras una polémica decisión del Vaticano.

Gibert ejerció durante años como profesor en Roma antes de ser trasladado a Valdediós en 1992. Allí se encontró con los restauradores de la escuela-taller que por esas fechas se encargaban de rehabilitar el monasterio para su conservación. «Tanto él como el padre Mássimo no dudaron en colaborar con las obras. Rehicieron interiormente el monasterio, pero sobretodo lograron crear un clima de reflexión y tranquilidad», recordó esta mañana Etelvino González, ex presidente de la Asociación Amigos del Paisaje Cubera.

La orden del Císter, con Gibert a la cabeza, devolvieron durante casi dos décadas la vida a Valdediós, ganándose el cariño y respeto de todos los vecinos de Villaviciosa. «Tenía un gran talante acogedor y era muy trabajador. Tenía siempre el monasterio abierto para los demás», rememoró González. Una labor que no pudieron llegar a completar.

En 2008 la decisión del Vaticano de que los monjes abandonasen el monasterio basándose en la escasa ocupación del monasterio (tres monjes, incluido el prior, y un oblato)cayó como una losa entre sus residentes. El prior fue uno de los más críticos con esta postura, que fue recurrida por la orden y que se alargó en los meses debido a varios recursos. «Fue una crisis muy importante porque habían trabajado arduamente por Valdediós, pero lo asumieron como haría cualquier eclesiástico», afirmó González.

Jorge Gibert residía actualmente en la abadía de Viaceli, en Cóbreces (Cantabria). Allí será donde tenga lugar mañana su funeral, a las 17.30 horas.