Lucha contra el cáncer con sidra de denominación

Javier Nievas, de Caja Rural; la vicepresidenta del Consejo Regulador, Belén García, el alcalde Alejandro Vega, la directora general de Desarrollo Rural María Jesús Aguilar, el actor Roberto Álvarez, Sandra Ibarra y el presidente del Consejo Regulador, Tino Cortina, en la espicha solidaria. / PALOMA UCHA
Javier Nievas, de Caja Rural; la vicepresidenta del Consejo Regulador, Belén García, el alcalde Alejandro Vega, la directora general de Desarrollo Rural María Jesús Aguilar, el actor Roberto Álvarez, Sandra Ibarra y el presidente del Consejo Regulador, Tino Cortina, en la espicha solidaria. / PALOMA UCHA

Sandra Ibarra anuncia en la espicha solidaria del Consejo Regulador que creará un registro de personas que superan la enfermedad

ALICIA G.-OVIES VILLAVICIOSA.

«Quién me iba a decir a mi hace 23 años que sería la única superviviente de mi planta y que ahora estaría presentando la escuela de supervivientes del cáncer». Han pasado más de dos décadas, pero Sandra Ibarra sigue sin poder evitar emocionarse cuando habla de su enfermedad y de los logros conseguidos a través de su fundación. Proyectos, muchos de ellos, que han salido adelante gracias al dinero recaudado en las galas anuales que organizaban, hasta este año, con la marca de calidad Sidra Seleccionada.

En esta ocasión, y tras su unión con la denominación de origen, esa responsabilidad ha caído en el Consejo Regulador, que ayer preparó un emotivo encuentro en el llagar de Castañón en Quintueles en el que se recaudaron 2.000 euros. La gala sirvió para anunciar el nuevo proyecto de la fundación: una escuela de supervivientes del cáncer. «La supervivencia es también una parte de la enfermedad. Queremos, además, crear un registro con aquellos que logran superarla, porque se registra la muerte, pero no la vida», apuntó. La modelo agradeció el apoyo recibido en los últimos años desde el sector sidrero y el cariño que todos los asturianos han depositado en la fundación. La modelo fue la encargada, junto con el presidente del consejo, Tino Cortina, de nombrar al nuevo 'Embajador de la Sidra'. Título que este año recayó en el actor Roberto Álvarez, que toma el relevo de Arturo Fernández, quien «podía haber sido mi padre». «Sí, literalmente, porque, como se decía antes, cortejaba con mi madre», confesó. Álvarez comenzó su intervención lamentando el trato que a veces los médicos tienen con enfermos y familiares. «Nunca me he llevado bien con los médicos. Lo importante es arropar al enfermo y a sus familiares y en eso tienen una labor muy importante organizaciones como la de Sandra», aseguró.

Al acto acudieron numerosos representantes del sector sidrero, así como autoridades de la Comarca de la Sidra y María Jesús Aguilar, nueva directora general de Desarrollo Rural y Agroalimentación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos