Muere el montañero que el lunes sufrió una caída de quince metros en el Urriellu

El médico atiende al montañero herido ayer en los Picos. / SEPA
El médico atiende al montañero herido ayer en los Picos. / SEPA

El helicóptero de Bomberos de Asturias tuvo que rescatar ayer a dos personas en el Cuera y en Picos de Europa

M. M. C. GIJÓN.

El montañero catalán que el pasado lunes sufrió un accidente cuando escalaba el Picu Urriellu falleció anteayer en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. Lo comunicó el Grupo de Actuaciones Especiales (Grae) de Bombers de la Generalitat de La Seu d'Urgell (Lérida), cuerpo al que pertenecía la víctima, Marc Sabata, de 43 años. El hombre había sufrido una caída de unos quince metros cuando se encontraba en la base de la cara oeste de la Vía Murciana del Urriellu. Tras una complicada operación de rescate, fue trasladado en helicóptero al HUCA después de que el médico-rescatador que le atendió en plena montaña comprobara que sufría un traumatismo craneoencefálico severo que, finalmente, no pudo superar.

El Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias del Servicio de Emergencias del Principado (SEPA) tuvo que realizar ayer otras dos intervenciones con el helicóptero medicalizado. El primero tuvo lugar a las 7.45 horas, cuando un hombre de 87 años se sintió indispuesto mientras se encontraba en una cabaña de la Sierra del Cuera, a unos cuatro kilómetros de Asiego (Cabrales). El médico-rescatador comprobó que el paciente presentaba síntomas de deshidratación por enfermedad común, por lo que fue evacuado al helipuerto del SEPA en Cangas de Onís, desde donde una ambulancia de soporte vital básico le trasladó al Hospital de Arriondas. La densa niebla impidió que el helicóptero pudiera aterrizar en el centro sanitario parragués.

En el transcurso de esa intervención, a las 9.25 horas, el 112 Asturias recibió otro aviso de que un montañero había resultado herido cuando se encontraba escalando la cara oeste del Urriellu, por la Vía Leiva, y sufrió una caída de unos ocho metros. El helicóptero medicalizado atendió al herido, inmovilizándolo y colocándolo en una camilla para su izado a la aeronave. El accidentado, un hombre de 45 años, presentaba un traumatismo craneoencefálico y policontusiones de pronóstico reservado. El helicóptero evacuó al herido al Hospital de Arriondas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos