«Lorena no tenía ningún problema, que nosotros sepamos…»

Casimiro Torre, con los agentes de la UDEV, en la zona donde se busca a su hija, Lorena Torre. / Jorge Peteiro

Casimiro Torre, padre de la mujer desaparecida en Gijón, ha estado presente en las labores de búsqueda llevadas acabo esta mañana para intentar localizar a su hija

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Casimiro Torre, el padre de Lorena, la vecina de Gijón de 40 años desaparecida hace justo una semana, siguió durante la mañana de hoy las labores de búsqueda en la que participan agentes de la Policía Nacional, Policía Local, voluntarios de Protección Civil y los helicópteros de Bomberos de Asturias y Helimer Cantábrico. «No perdemos la esperanza, pasan los días y se hace muy difícil, pero la esperanza aún está ahí», señaló el progenitor de la desaparecida, hermano de Graciano Torre, exconsejero de Industria del Principado.

En contexto

El hombre recorrió el litoral acompañado de los agentes, desde las proximidades de la casa de Rosario Acuña hasta la zona del Rinconín. Fue allí donde encontraron el coche de la mujer, estacionado frente al restaurante Bellavista, horas después de que los padres interpusiesen la denuncia en la Comisaría. «No tenía ningún problema aparente, que nosotros supiésemos…», explicó Casimiro con la evidente preocupación reflejada en la cara. «Confío plenamente en la investigación de la Policía, están haciendo todo lo que pueden y sé que no pararán hasta que sepamos algo», añadió.

Los participantes en el rastreo peinaron los acantilados, las rocas y cualquier recodo en el que puedan encontrar una pista, por mínima que sea. Se cumple una semana desde que se le pierde la pista a la mujer después de salir por la noche de su puesto de trabajo en el centro comercial Alcampo. No regresó a la casa de sus padres en El Coto.

 

Fotos

Vídeos