Allande recupera semillas autóctonas para repoblar el monte del Valledor

Varios voluntarios varean los abedules para recoger las semillas. / B. G. H.
Varios voluntarios varean los abedules para recoger las semillas. / B. G. H.

Un grupo de voluntarios recoge en Berducedo simiente de abedules para plantar en otoño en la zona quemada por la oleada de incendios

BELÉN G. HIDALGO ALLANDE.

Sureyna Muñiz, harta de ver el monte quemado y siguiendo el modelo llevado a cabo en Sierra de Gata (Extremadura) en 2015, decidió poner en marcha la recolecta de semillas de árboles autóctonos para repoblar el monte del Valledor, arrasado por la última oleada de incendios, hace un año. «Soy de aquí y vi cómo se quemaba todo, sobre todo, donde no hay bosque autóctono», apuntó Muñiz.

Ayer, junto a un grupo de voluntarios, recorrió las lindes de las fincas de Berducedo, en Allande, para recoger semillas de especies arbóreas autóctonas con la intención, según dijo, «de devolverlas al monte». «Es divertido. Hemos colocado un plástico debajo del árbol y luego, como hemos podido, hemos vareado el árbol con diferentes técnicas para que cayesen», explicó. Después, procedieron a la criba, para separar las semillas de las hojas y las ramas. «Ahora las semillas resultantes serán almacenadas y la idea es recoger otras de alcornoques, madroños, robles... Luego, cuando lleguen las lluvias, las sembraremos», aclaró.

La siembra de estas semillas se hará en octubre, aproximadamente, aunque la fecha la marcará la climatología. Para entonces, pretenden poner en marcha un proyecto de voluntariado y acometer así la repoblación. «Queremos crear un bosque autóctono, con diversidad de especies, que sea un mosaico», dijo la impulsora del proyecto, animando al público a colaborar. Pero Muñiz quiere ir más allá y trabaja en otro posible proyecto de repoblación, a través de la planta y no de semillas. Para ello, la iniciativa debe contar con una serie de permisos, que Muñiz ya está tramitando y espera recibir, en breve, el visto bueno de las autoridades. «Nos planteamos crear un vivero, con las semillas recogidas, y así trabajar en ambas opciones: plantas y semillas», explicó.

Temas

Allande

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos