Cuatro kilómetros a caballo hasta llegar al autobús para ir al colegio en Allande

Yurema Fadón, a lomos de 'Toral', camino del colegio./E. C.
Yurema Fadón, a lomos de 'Toral', camino del colegio. / E. C.

Yurema Fadón vuelve a clase tras reducir en 3.000 metros la distancia hasta la parada. «Es provisional», advierte la madre

DAVID SUÁREZ FUENTE

Yurema Fadón Muñiz regresó este viernes al colegio. Lo hizo después de que el Consorcio de Transportes de Asturias y la Consejería de Infraestructuras aceptasen recogerla en una parada a cuatro kilómetros de su casa, hasta donde llegó a caballo. Con esta medida, la niña evita tener que recorrer siete kilómetros desde Aguanes hasta Robledo (Allande) por una carretera «en muy malas condiciones».

La niña, de ocho años, cubrió los cuatro kilómetros que separan su vivienda de la nueva parada a lomos de su caballo, 'Toral'. Invierte una hora en realizar este recorrido. Aunque hoy viernes tardó un poco más por la expectación que generó su caso. Al final, Yurema perdió el autobús escolar. Eso sí, consiguió llegar hasta el colegio gracias a un vecino que la acercó en su vehículo hasta el colegio.

«Estaba deseando ir, me despertó a las seis y media para que me levantase», contaba ayer Sureina Muñiz, la madre de Yurema. Sí matizó que este recorrido mixto caballo-autobús «es una solución provisional». Lo que quiere la madre es que «arreglen el camino y saquen a licitación de nuevo el transporte», ya que a su juicio a la nueva parada «no se pude ir a caballo en pleno invierno».

La ruta para dar servicio a esta niña había quedado desierta en dos ocasiones por las malas condiciones de la carretera. Infraestructuras reconocía que la vía «está pendiente de acondicionar». Así las cosas, tanto a la familia de Yurema como a otra del pueblo afectada trataron de darles soluciones individualizadas. En el caso de Yurema, la situación se complicó porque el coche de su madre está estropeado.

Temas

Allande

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos