Bustio inicia la fiesta del Carmen con 550 raciones de sorropotún

Joaquín, José Ángel, Paco y Javier, preparan la marmita. /
Joaquín, José Ángel, Paco y Javier, preparan la marmita.

Las generosas porciones de marmita de bonito se vendían en el parque a seis euros y en el precio iba incluido el pan, la bebida y la cuchara

GUILLERMO FERNÁNDEZ

La localidad ribadedense de Bustio, fronteriza con Cantabria, iniciaba ayer los festejos en honor de la Virgen del Carmen con el tradicional sorropotún, un guiso marinero cuyos principales ingredientes son patatas y bonito. Hoy se celebra el día grande con pasacalles, misa, procesión con la banda de música de San Martín del Rey Aurelio, subasta de los panes del ramo y romería y verbena.

El sorropotún de ayer contó con la presencia de 550 comensales y el emblemático guiso fue elaborado por Paco Cueto y tres miembros del clan Peñil: Joaquín, Javier y José Ángel. Utilizaron como ingredientes 180 kilos de patatas, 100 kilos de bonito del Cantábrico, 35 de cebollas, 20 litros de aceite de oliva y agua.

Las generosas raciones de marmita se vendían en el parque de Bustio a seis euros y en el precio iba incluido pan, bebida y la cuchara. Los cocineros utilizaron seis perolas y cuatro potentes quemadores de propano. Explicaba Joaquín Peñil que la marmita «no tiene ningún secreto: se pasa bien la cebolla, se añaden las patatas y, cuando estén blandas, se añade el bonito, con unos cinco minutos de cocción». La fiesta contó con la presencia del gaitero Manolín Vela y el tamboritero Gregorio Trespalacios que recorrieron todos los bares de Unquera y Bustio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos