La 'foguera' de Ribadesella cumple treinta años en el Prau de San Juan

Montaje de la hoguera. / CUETO
Montaje de la hoguera. / CUETO

La fiesta se prolongará durante cuatro días y contará con verbenas, espicha, carrera de camareros y una gran paella de aniversario

JUAN GARCÍARIBADESELLA.

El próximo domingo se celebra la fiesta de San Juan en Ribadesella. El Ayuntamiento iniciaba esta semana la construcción de la monumental 'foguera' en el centro de un prau ganado a la ría que acabó adoptando el nombre del festejo. Esta celebración sanjuanera es oriunda de los barrios de El Portiellu y La Cuesta, pero en 1989 se trasladó por primera vez al relleno de la ría, al Prau de San Juan. Es decir, este año se cumplen tres décadas de aquella primera cita. Por ese motivo, los miembros de la primera comisión festiva han decidido reunirse este año para conmemorar la efeméride. La 'foguera' fue impulsada por el que entonces era alcalde de Ribadesella, el socialista Juan Ureta. Un año antes había ejecutado el polémico relleno de la ría y al año siguiente se empeñó en trasladar allí la fiesta de San Juan. La misión se la encomendó a dos de sus concejales, a Javier Mateos y a José Manuel Rodríguez, que echaron mano de algunos de sus amigos como Javier Hoyos y Estela Rosete y de algunos trabajadores municipales como Carlos Tejo, Ana y Sandra. Entre todos crearon una comisión sanjuanera basada en la comida. La idea original pasó por preparar una gran fabada, pero al final se optó para la paella. El éxito fue rotundo y desde entonces el relleno de la ría pasó a llamarse Prau de San Juan.

La fiesta allí sigue desde el año 1989 y cada año con la participación de mayor número de grupos y peñas. En sus inicios, se entregaba gorro, mandil, cuchara y azafrán a cada cocinero, así como madera para las fogatas. También se organizaban carreras de madreñas y una gran chocolatada en la madrugada. En los días previos se convocaba un concurso de cuentos entre los escolares. Posteriormente se unió a la fiesta Pepe Cavallé con sus tradicionales paellas, el mismo plato que este año piensan elaborar los miembros de la antigua comisión.

Las celebraciones sanjuaneras de Ribadesella durarán este año tres o cuatro días, según los gustos de cada uno. La fiesta comenzará el viernes en el barrio de El Portiellu con un concurso de tortillas, una espicha amenizada por La Bandina del Portiellu, el pregón de Ricardo Cangas y la primera verbena con el Dúo Samba. Seguirá el sábado en el mismo barrio con juegos infantiles, carrera de camareros, chocolatada y Dj. Continuará el domingo con la 'foguera' en el prau y algunas familias la rematarán el lunes, día festivo en el concejo, con una última comida en el mismo campo. Solo queda esperar que el tiempo acompañe a la arraigada celebración riosellana.