El Principado abrirá unidades de tabaquismo en todas las áreas sanitarias

El Principado abrirá unidades de tabaquismo en todas las áreas sanitarias

Atenderán a fumadores con enfermedad crónica o cardiaca, con trastornos adictivos o que han intentado dejarlo con ayuda sanitaria sin éxito

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

«Mantener las unidades especializadas de tabaquismo en Atención Primaria y Hospitalaria existentes en cada área sanitaria y ponerlas en marcha en aquellas que no dispongan de ellas». Es uno de los objetivos que se marca el Principado en el nuevo programa de prevención y control del tabaquismo que ha elaborado para el periodo 2019-2023. En la actualidad, solo existen en tres: en el Área I, en el centro de salud de Tapia; en el Área III (Avilés), en el centro de salud de El Quirinal, y en el centro de salud de Ventanielles, en el Área IV (Oviedo), donde el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), cuenta con una unidad específica dentro de neumología. A corto plazo se espera que entren a funcionar sendas unidades en el centro de salud de La Felguera (Área VIII) y en el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres (Área VII).

Dichas unidades -compuestas al menos por un médico y un enfermero, aunque se recomienda también la presencia de un psicólogo- trabajarían con pacientes de alto riesgo, aquellos que han pasado previamente por terapia en su centro de salud -sin resultados satisfactorios- o fumadores que precisan de una intervención más especializada o intensa. Según lo consensuado con cinco sociedades científicas, serían derivadas a ellas aquellas personas que hubieran realizado «serios intentos» de abandono del tabaco bajo el control de un profesional sanitario en dos ocasiones sin éxito. También, los fumadores con otros trastornos adictivos, los que presentan cardiopatía isquémica, arritmia cardiaca, enfermedades crónicas no controladas y enfermedades psiquiátricas y las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que mantengan el hábito. Para el resto de personas fumadoras, Sanidad contempla intervenciones -farmacológicas, psicológicas y sociales- para lograr la deshabituación tabáquica, un objetivo que, en algún momento de su vida, se calcula que han pretendido un 70% de los fumadores asturianos. Por eso el programa de prevención y control del tabaquismo 2019-2023 recoge que «se debe garantizar que toda persona fumadora que lo desee pueda recibir atención sanitaria basada en la evidencia científica para lograrlo». Y, para ello, se pone la vista en la red de Atención Primaria, como «nivel básico y esencial del abordaje del tabaquismo». Porque el hecho de que el 75% de la población fumadora acuda al médico de familia al menos una vez al año convierte al centro de salud en «el lugar más apropiado para abordar la dependencia tabáquica» a través de, por ejemplo, talleres de deshabituación tabáquica y otras acciones de sensibilización.

Lo que se busca es 'captar' a los fumadores aprovechando aquellas situaciones en las que puedan estar más receptivos a la idea de dejar el tabaco. Por ejemplo, cuando acuden a su médico por un problema de salud o incluso cuando llevan a su hijo a las revisiones del pediatra. También cuando acaban en el hospital por enfermedades relacionadas con el tabaco. «Si se realizan intervenciones durante su ingreso hospitalario, y con seguimiento posterior, se puede llegar a incrementar el índice de abstinencia en un 65% a los seis y los doce meses» posteriores, según se recoge en el documento. De ahí el llamamiento de la Administración a incluir el Consejo Sanitario Antitabaco, de forma gradual, en todas las consultas. Y para que el propio personal sanitario pueda dar ejemplo también se prevé desarrollar un programa de ayuda para dejar de fumar específicamente destinado a estos profesionales.

134.000 euros

El nuevo programa de prevención y control del tabaquismo 2019-2023 cuantifica en 134.000 euros las partidas necesarias para tareas de información y sensibilización sobre los perjuicios del tabaco, la prevención del inicio del consumo de cigarrillos, actividades formativas y de investigación.