El Principado plantea un plan para rebajar las cargas fiscales en el medio rural

El Principado plantea un plan para rebajar las cargas fiscales en el medio rural
El consejero, tercero por la derecha, durante su visita a una explotación ganadera de Quirós. / E. C.

El consejero de Desarrollo Rural pretende utilizar los fondos de cooperación para dar más recursos a los ayuntamientos

EUGENIA GARCÍAQUIRÓS.

El consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo, reclamó ayer la reducción de las cargas fiscales en el medio rural para incentivar la actividad económica. Lo hizo durante su primera visita oficial desde que asumió el cargo, en la que acudió a una explotación ganadera situada en el municipio de Quirós con la que quiso trasladar, y mostrar, su «apoyo decidido» al sector; «a lo que está sucediendo día a día y a la gente que trabaja en el medio rural».

Calvo aseguró que su departamento está trabajando para que los ayuntamientos puedan disponer de más recursos. Y así está pensando en que se articulen medidas fiscales positivas, vinculadas «a la reducción o desaparición de impuestos sobre las construcciones ganaderas, la rebaja del IBI o de los impuestos de actividades económicas». Los recursos provendrían de «fondos de cooperación que son incondicionados pero que permitirán de primera mano que la fiscalidad pueda reducirse con los propios criterios de los ayuntamientos, es decir, desde una idea de descentralización».

No obstante, el consejero apuntó que «las grandes transformaciones en materia fiscal responden a un Pacto de Estado en el que se está trabajando». De él, manifestó, «provendrán las medidas de alcance que permitirán que, por ejemplo, la fiscalidad en el IRPF pueda ser diferenciada para la gente que vive en el medio rural». Calvo insistió en que «las necesidades y el futuro del medio rural» trascienden las competencias de una comunidad autónoma y requieren dicho pacto. «Si la gente que vive en el medio rural está cumpliendo una función para el resto de la sociedad, esto tiene que reconocérsele tanto favoreciendo la actividad económica como con menores cargas fiscales», reiteró.

«Tenemos mucho que hacer y mucho que escuchar», reconoció el consejero, quien, en su estreno en el cargo destacó la apuesta por el sector de jóvenes ganaderos «desde el convencimiento de que es su vocación y gracias a estructuras como esta explotación y el trabajo que se ha hecho desde la marca IGP Ternera Asturiana». «La prioridad -reiteró Alejandro Calvo- es que la gente de los pueblos entienda que trabajamos para ellos».