Rachas de 121 kilómetros por hora tumban árboles y cierran parte de Feve

Rachas de 121 kilómetros por hora tumban árboles y cierran parte de Feve

Asturias recibió ayer la mayor ventolera del país y esta semana espera sol, pocas precipitaciones y temperaturas en ascenso desde el miércoles

R. M.

Estaban la mayoría de los asturianos durmiendo cuando la red de estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anotó una ventolera de consideración. Entre las 2.40 horas de la noche del sábado al domingo y las 6.00 Cabo Busto registró una racha de 121 kilómetros por hora, Oneta (Viyallón) otra de 117, en Taramundi se llegó a los 113 y en la zona del aeropuerto fueron 105. La primera fue la más fuerte del domingo en todo el país, empatada con otra en la Estaca de Bares (La Coruña).

Los vientos fueron amainando conforme avanzaba la mañana pero sus consecuencias permanecieron. Hubo vallas de obra desplomadas, movimiento de contenedores y perjuicios en la red ferroviaria de ancho métrico, la que opera Feve.

Más información

La caída de árboles se cebó con la vertiente occidental de la red, lo que obligó a cortar los tramos Pravia-Cudillero-Ribadeo y Pravia-San Esteban en distintos momentos del día. Un tren regional que efectuaba el trayecto Oviedo-Ferrol tuvo un percance contra varios árboles entre Pravia y Cudillero, sin causar heridos. La compañía activó su plan de transporte alternativo para trasladar a los clientes por carretera.

A media tarde, tras retirar los troncos y reconocer la vía, Adif informaba de que reabría la circulación. Hoy se espera que los ferrocarriles puedan utilizar con normalidad toda la infraestructura, a excepción de los tramos Infiesto-Llanes por la vía que desde las riadas quedó sin tierra que la sustente a la altura de Arobes (Parres) y Moreda-Collanzo por la vía que acabó en el río cerca de Cabañaquinta. También sigue en suspensión la circulación entre El Berrón y Laviana por obras para asegurar la bóveda en el túnel de Carbayín. El Principado confía en reunirse en los próximos días con Adif, la empresa responsable de la infraestructura, para conocer cómo y cuándo pondrá fin a estas incidencias, además del avance en las inversiones del plan de cercanías.

No es de esperar que la infraestructura sufra nuevos embates meteorológicos en los próximos días. El pronóstico de la Aemet para hoy es el de nuboso o poco nuboso, con posibilidad de alguna lluvia débil en el tercio oriental durante las primeras horas. El viento será flojo y las precipitaciones en forma de nieve, por encima de los 800 metros.

El martes las máximas irán en ascenso, aunque en las zonas bajas el frío durante la noche se recrudecerá. Será a partir del miércoles cuando se aprecie una subida generalizada del mercurio, más acusada en lo tocante a las máximas, y ya sin lluvia a la vista.