Ángel González recupera para el PSOE la Alcaldía de Siero

Ángel González, a la izquierda, tras el Pleno. /
Ángel González, a la izquierda, tras el Pleno.

Con sus siete concejales, el PSOE ha obtenido además el apoyo del Partido Independiente de Siero (PINSI) y de la Plataforma Vecinal de la Fresneda (PVF)

JOSÉ CEZÓNPola de Siero

El lugonense Ángel Antonio García González, Cepi fue investido esta mañana como nuevo alcalde de Siero con los siete votos del PSOE, y el apoyo de los dos candidatos del Partido Independiente de Siero (Pinsi) y de la Plataforma Vecinal de La Fresneda (PVF). Su elección se produjo al encabezar la lista más votada en las elecciones municipales y ahora tendrá el reto de gobernar en minoría la Corporación más plural de Asturias, con ocho partidos representados. García, de 41 años, se convierte en el séptimo alcalde de Siero de la democracia y el cuarto regidor socialista, después de Manuel Villa, Juan José Corrales y Guillermo Martínez.

Hasta cinco partidos presentaron su propio candidato PSOE, Foro Asturias, Somos Siero, Izquierda Unida, Partido Popular-, mientras que la PVF y el Pinsi renunciaron a esa opción y votaron a la lista más votada.

En su primera intervención como alcalde electo, García comenzó recordando su trayectoria política personal llena de dificultades y bromeó calificándose como el casi alcalde más veces de Asturias, en alusión a los momentos que desempeñó el cargo sustituyendo a Corrales, o cuando fue propuesto para reemplazarle en 2010, aunque no se llegó a materializar por la crisis interna en el seno del PSOE.

García quiso acordarse de las personas que me tendieron la mano cuando estaba casi en el suelo, comparó la política con el ascenso a una montaña lo difícil es la bajada y no lo voy a perder de vista nunca, dijo- y tuvo un emotivo recuerdo para dos ediles fallecidos el socialista Octavio Serrano y el popular David Ordóñez- y para el exalcalde Juan José Corrales, convaleciente de una grave enfermedad. Mencionó también a sus compañeros de partido Adriana Lastra y Guillermo Martínez, presentes en el salón de plenos, y a su amigo Óscar García Rilo.

Aseguró que no gobernará guardando facturas en el bolsillo, ni rencores, sino tratando de ser mejor persona y aprendiendo de los errores cometidos y mencionó también a los funcionarios de Siero, con quienes mantuvo serias diferencias cuando era concejal de Personal. Entre las prioridades del nuevo mandato, mencionó la creación de empleo, la transparencia, la participación ciudadana, garantizar los servicios básicos y la modernización del cuarto Ayuntamiento de Asturias. Lo primero es creérnoslo nosotros mismos y lo segundo es actuar como tales para que los demás nos vean así, afirmó.

El nuevo alcalde se comprometió a ser fiel a sus principios, pero defendiéndolos sin flexibilidad sería condenarse al estancamiento, todos tenemos que ceder, advirtió. Reconoció que los políticos hacemos demasiada campaña y gobernamos demasiado poco y ofreció, por último, ilusión, trabajo, humildad, respeto, junto con el derecho a equivocarse.

Antes de su intervención, García fue dando la palabra a los portavoces de los otros siete partidos, quienes desgranaron sus prioridades y su voluntad común de alcanzar acuerdos por el bien del concejo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos