La Consejería de Educación solo actuará si hay «denuncia directa de las familias»

Estudiantes a la salida del IES Astures de Lugones, ayer por la tarde. /  PABLO LORENZANA
Estudiantes a la salida del IES Astures de Lugones, ayer por la tarde. / PABLO LORENZANA

Señala que el asunto se resolverá mediante el reglamento de régimen interno del instituto al no solicitar los padres la mediación del Principado

M. GUTIÉRREZ LUGONES.

El asunto de las lesiones provocadas por unos alumnos a otros en el IES Astures se resolverá en el ámbito del centro educativo de Lugones. «Es un tema que se descubrió en el propio instituto y, por lo tanto, la consejería ahí no tiene absolutamente nada que ver; no se interfiere porque es un tema de convivencia interna del centro», explicaron fuentes de Educación. Considera el Principado que los casos del 'abecedario del diablo' deben tratarse en el seno del Astures porque forman parte del ámbito de su autonomía. Así las cosas, será la dirección del instituto la que decida los pasos a seguir -en este caso, la expulsión de los alumnos que realicen estas prácticas, como anunció el director- con el reglamento de régimen interno en la mano.

Con esta normativa propia, se analizará el posible incumplimiento de los deberes del alumnado. «Educación solo actúa si hay denuncia directa de las familias a la consejería; si no, forma parte de la autonomía del centro», concretaron estas mismas fuentes. Lo ocurrido en el instituto de Lugones ha vuelto ha avivar la polémica sobre juegos peligrosos entre menores. Cuatro alumnos han resultado heridos por practicar el llamado 'abecedario chino'. La dirección de este centro asturiano alertó a toda la comunidad escolar de lo que estaba sucediendo al darse cuenta de que algunos estudiantes tenían «heridas de consideración». Por desgracia, este no es el único caso que se conoce con características similares. Son varias las prácticas que, como el 'abecedario chino', se extienden entre los jóvenes de forma silenciosa y llegan a representar un verdadero peligro para ellos. El 'abecedario chino' consiste en rascar el dorso de la palma de la mano con una uña a otro niño mientras recita las letras del alfabeto de la A a la Z y dice una palabra que comienza con cada una de ellas. A cada palabra le corresponde un pellizco mayor lo que, en la mayoría de las ocasiones, deriva en heridas de consideración.

Lejos de ser más inofensivo, el 'cutting' puede tener un factor de peligrosidad añadido. El objetivo es hacerse cortes con una cuchilla en determinadas zonas de muñecas y pies, incluso en las plantas. Una vez realizada la marca, los jóvenes suben la foto con el resultado a las redes sociales bajo la frase 'reto conseguido'.

La 'ballena azul', por su parte, puede que sea el juego más conocido y con mayor presencia mediática hasta el momento. El encargado de idearlo fue un joven de 21 años que acabó detenido, acusado de inducir al suicidio a quince adolescentes en Rusia. Un juego que consiste en hacer arriesgados retos durante cincuenta días seguidos y que ha supuestamente incitado a jóvenes a suicidarse. En España, se han dado casos similares en varios puntos del país. Incluso llegó a investigarse si el suicidio de un niño en Murcia, el año pasado, estaba relacionado con la 'ballena azul'.

Desaparecidos

'Desafío 48 horas' se suma como otro de los retos que han provocado una verdadera desesperación en los padres de algunos menores. Consiste en que los jóvenes desaparezcan y no den señales de vida durante, al menos, 48 horas. En ese tiempo no pueden comunicarse con nadie ni siquiera por el móvil. Ganará quien más visitas tenga en las redes sociales durante el tiempo de su desaparición.