«Algunos estudiantes tenían heridas de consideración, estos juegos hay que cortarlos inmediatamente»

Exterior del IES Astures de Lugones./PABLO NOSTI
Exterior del IES Astures de Lugones. / PABLO NOSTI

El instituto de Lugones decide expulsar a los alumnos que practiquen el abecedario chino o del diablo después de que cuatro resultasen heridos

MARCOS GUTIÉRREZLUGONES

Se trata de un mal llamado juego que se ha popularizado entre los adolescentes y niños que, sin embargo, no tiene nada de inocente o edificante. El abecedario chino consiste en rascar el dorso de la palma de la mano con una uña a otro niño mientras recita las letras del alfabeto de la A a la Z y dice una palabra que comienza con cada una de ellas. A cada palabra le corresponde un pellizco mayor lo que, en la mayoría de las ocasiones, deriva en heridas de consideración.

La dirección del Instituto de Educación Secundaria Astures de Lugones ya ha dado la voz de alarma ante la aparición de varios alumnos con heridas asociadas a este juego en sus manos. Raúl Díaz, presidente de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) del IES Astures, destacó que la dirección del centro se puso en contacto con el «el jueves de la semana pasada para avisarme de que estaban llamando a padres de alumnos porque había varios chicos con heridas en las manos. Después de hablar con ellos resultó que se trataba del juego del abecedario chino».

Más información

La dirección del centro procedió a ponerse en contacto con el resto de padres, ya que algunos de los estudiantes «tenían heridas de consideración». Asimismo, «aprovechando que esta semana se ha estado informando a los padres para el próximo curso» se ha trasladado la situación al resto de la comunidad escolar. Raúl Díaz explicó que tiene constancia de la existencia de cuatro jóvenes a los que se les han detectado estas heridas, «la mayor parte de primero de la ESO y alguno de segundo». Pese a que resalta que desde fuera del centro estos casos pueden parecer «pocos», lo cierto es que esta lesiva actividad «se estaba practicando, por lo que se ha pasado a hablar con las clases». En el IES Astures se va a atajar de raíz el problema. No en vano, se acordó expulsar a los estudiantes que presenten heridas, marcas, quemaduras o laceraciones que se puedan asociar a este mal llamado juego. «Van a cortar radicalmente con ello, porque vemos que puede llegar a ser un 'boom' demasiado grande por las redes sociales», resaltó el presidente de la Ampa del centro educativo de Lugones.

«Prácticas como estas o 'la ballena azul' hay que cortarlas inmediatamente», indicó. En esta línea, Raúl Díaz adelantó que la semana que viene se reunirá la Asociación de Madres y Padres «y entonces me imagino que saldrá el tema. Entonces veremos si se ha conseguido atajar esto».

Antecedentes

No es la primera vez que una práctica tan peligrosa como esta alarma a padres y profesores en Asturias. En mayo de 2017, un niño de ocho años, vecino de Mieres, le contó a su madre que las lesiones que presentaba en el dorso de las manos se las había hecho «jugando al abecedario». La historia se difundió, en un primer momento, a través de las redes sociales y llegó a oídos de la Asociación contra el Acoso Escolar de Asturias (ACAE), que contactó con la persona –una amiga de la familia del niño– que había publicado el suceso.

Según explicó entonces el colectivo, el incidente se produjo en un colegio concertado de Mieres en el que se habían dado más casos. No obstante, el centro escolar, que activó el protocolo específico para este tipo de situaciones, señaló que los menores habían practicado este 'juego' fuera de sus instalaciones. Este caso tuvo una gran repercursión en todo el país, aunque no se presentaron denuncias ante la Policía por los hechos.