La memoria de los 18 de San Miguel de la Barreda

Los asistentes durante el minuto de silencio en memoria de los dieciocho vecinos de Siero, Noreña y Oviedo asesinados en 1937. / IMANOL RIMADA
Los asistentes durante el minuto de silencio en memoria de los dieciocho vecinos de Siero, Noreña y Oviedo asesinados en 1937. / IMANOL RIMADA

Familiares de los fusilados en 1937 exigen que se avance en la investigación de los crímenes cometidos durante el franquismo

MARCOS GUTIÉRREZ SIERO.

La memoria de los dieciocho vecinos de Siero, Noreña y Oviedo asesinados el 4 de noviembre de 1937 y cuyos restos yacen en dos fosas comunes en la parroquia sierense de San Miguel de la Barreda, sigue muy presente. Ayer tuvo lugar el acto de homenaje organizado por la Comisión de Amigos y Familiares de Represaliados de la II República San Miguel de la Barreda.

Fiel a su cita acudió Antonio Suárez Trabanco. Tiene allí enterrado a su abuelo Antonio Suárez García, natural de Espiniella, en Siero. «Un año más, en estas fechas, realizamos este acto de reconocimiento a todas las víctimas que aquí están», destacó. Jesús Sánchez, uno de los familiares y portavoz de la comisión, subrayó la necesidad de reformar la ley nacional de Memoria Histórica, «garantizando su cumplimiento efectivo, frente a la actitud de quienes la paralizan conscientemente».

Pidió a los representantes políticos presentes que, «al amparo de la futura ley», se haga efectiva «la declaración y reconocimiento legal de las fosas comunes de San Miguel de la Barreda como lugar de nuestra memoria colectiva». Al acto acudió el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez. Señaló que las dieciocho personas allí enterradas dieron su vida para que hoy podamos hablar en público en libertad y sin miedo». Asimismo, se preguntó por qué «no podían estar aquí personas que no pertenezcan a formaciones de izquierdas. Mientras eso no suceda nos quedará mucho por hacer». Glauco Antonio Argüelles, secretario general de la Agrupación Socialista de Noreña, quiso hacer mención al acto vandálico contra el monumento en memoria de las víctimas de la represión franquista del cementerio ovetense del Salvador.

«Lucha por la libertad»

La concejala de Urbanismo de Siero, Noelia Macías, destacó que el acto de ayer honra «la memoria y la dignidad» de unas personas a las que la vida les fue arrebatada «en su lucha por la libertad». Verónica Noval, en representación de la Federación Socialista Asturiana, incidió en que «un genocida como Franco no puede descansar en Patrimonio Nacional». René Coviella, portavoz de IU en Noreña, pidió que se siga avanzando en la ley de Memoria Histórica que, aún, «presenta lagunas». Por su parte, Tere Álvarez, coordinadora local de IU en Siero, lamentó que formaciones como PP, Ciudadanos o Foro sigan sin poner en su agenda el restablecimiento de la memoria de los represaliados por el franquismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos