Un 10% de los hogares asturianos sufren «muchas dificultades» para llegar a fin de mes

La tasa de riesgo de pobreza sube en Asturias al 14%, la cuarta más baja del país
Gente paseando por una calle asturiana, en una imagen de archivo. / JORGE PETEIRO

Ha descendido la proporción de los que aseguran no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos así como de las familias que no pueden permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año

EUROPA PRESSOviedo

El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social ha aumentado en 2018 al 20,89 por ciento en el Principado, mientras que en 2017 esta tasa se situaba en el 18,5%, según los resultados definitivos de la Encuesta de Condiciones de Vida correspondiente a 2018 publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En el momento de realizar la encuesta, el 9,8% de los hogares de Asturias manifestó llegar a fin de mes con «mucha dificultad». Este porcentaje representa una variación de 1 punto negativo comparado con el año anterior.

En 2018, el 11,8% de los encuestados reconocían llegar a final de mes con dificultad; el 20,39% con «cierta dificultad»; el 34,9% con «cierta facilidad»; el 20,6% «con facilidad»; y el 2,4% «con mucha facilidad».

Por su parte, el 33% de los hogares de la Asturias no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos, 5,5 puntos menos que el año anterior, mientras que el 30,9% no se podía permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año (un 6,7% menos que en 2017).

La tasa de riesgo de pobreza o exclusión social AROPE (por sus siglas en inglés) se creó en 2010 para medir la pobreza relativa en Europa ampliando el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos. Así, tiene en cuenta tres variables: la población en riesgo de pobreza, con carencia material o con baja intensidad en el empleo. En Asturias, esa tasa se situó el pasado año en el 14 por ciento, frente al 12,6 por ciento del ejercicio anterior, aunque se mantiene como la cuarta más baja del país, frente a la media nacional del 21,5 por ciento.

Descenso

De este modo, la encuesta de este año se situó a nivel nacional en el 26,1% de la población residente en España, frente al 26,6% registrado el año anterior, un descenso que obedece a la baja intensidad en el empleo, que se redujo del 12,8% al 10,7% así como al riesgo de pobreza, que pasó del 21,6% al 21,5%, mientras que la carencia material severa subió del 5,1% al 5,4%.

Por grupos de edad, la tasa AROPE de 2018 bajó 0,5 puntos en las personas de 16 a 64 años y 2,2 puntos en los menores de 16. Por el contrario, subió 1,2 puntos en los mayores de 65.

De forma complementaria a la tasa AROPE se construye un indicador de intersección entre las poblaciones que se encuentran en cada una de las tres situaciones. Así, en 2018 (y con datos de renta de 2017), un 1,4% de la población estaba a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material severa y con baja intensidad en el empleo.