Graves daños en la carretera al puerto San Isidro y Fuentes de Invierno

Estado de la carretera hacia San Isidro./DAMIÁN ARIENZA
Estado de la carretera hacia San Isidro. / DAMIÁN ARIENZA

Los usuarios temen que «ocurra un accidente»

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Las comarcas mineras intentan recuperar la normalidad. La fuerzas de las aguas en los principales ríos ha disminuido, permitiendo iniciar las labores de limpieza y reparación de los cuantiosos daños en todos los municipios mineros. Una normalidad que puso al descubierto nuevas deficiencias como la ocurrido en la carretera al puerto San Isidro (AS-253) que esta mañana presentaba uno de sus carriles hundidos.

Los usuarios aseguran que «se ha hundido pero por debajo está muy mal y no es extraño que continúe hundiéndose». Su temor es que «ocurra un accidente». «La gente tiene ganas de nieve y el fin de semana mucha gente sube y puede pasar algo» advertían esta mañana observando el estado de una carretera que llevan años reclamando que se mejore.

Además, los guardaraíles, reparados hace unas semanas por el Principado, han vuelto a ceder y la nieve continúa cayendo en las viseras antialudes colocadas haces unos años, que sigue siendo insuficientes.

Las cuencas se recuperan

Valoraciones de una jornada trágica. En el Nalón no hay dudas. «Nuestra espada de Damocles es el pantano, lo sueltan cuando quieren», apuntaba Severo Vázquez, que esta mañana observaba como los aliviaderos del embalse de Tanes estaban cerrados. El propio presidente de la Mancomunidad del valle del Nalón, el socialista Marcelino Martínez, reconocía este viernes que «se deberían haber tomado precauciones antes. Confederación tiene qué pensar por qué no se abrió el pantano antes». Mientras, en el Caudal, los vecinos narran el futuro de la gran catástrofe ferroviaria de Cabañaquinta: «Volver a poner la vía va a ser muy caro, es la disculpa perfecta para dejar a Aller sin tren«, explicaba vecino de Santa Ana.

Hoy toca valorar pérdidas. El agua comienza a disminuir y los consistorios no se atreven a hablar de dinero pero sí reclaman responsabilidades y ayuda al Principado para acondicionar carreteras. En este sentido, Enrique Fernández, alcalde de San Martín del Rey Aurelio, apuntaba que «hemos trasladado a Confederación, Educación y Carreteras las incidencias que son de su competencia, hemos recibido una rápida contestación pero económicamente vamos a tener que pedir colaboración de otras administraciones, porque nos desborda». Una situación que se repite en Laviana y Langreo, donde hay problemas con los accesos a varias localidades.

En materia educativa la mayor parte de los centros de la comarca han reanudado esta mañana las clases con normalidad, salvo en los centros escolares de San Martín donde continúan los problemas, por ejemplo, en la sala de calderas, inundada ayer, del colegio El Parque de Blimea, y los accesos a los centro entreguinos de El Bosquín y Sagrada Familia a través de puentes sobre el río Nalón.