Los veterinarios piden que se vacune de la rabia a los perros

M. M. C. GIJÓN.

El Sindicato Veterinario Profesional de Asturias mostró ayer su preocupación por el hecho de que el norte de España esté «poco protegido contra la rabia», después de que se conociera que dos personas fueron tratadas de esta enfermedad en el país tras ser mordidas por sendos murciélagos.

Estos profesionales recuerdan que en Asturias la vacuna antirrábica para los perros «solo es obligatoria para los declarados potencialmente peligrosos que, por otra parte, son los más controlados y los que, por tanto, menos probabilidades tienen de morder a una persona».

El sindicato indica que «obligar a vacunar a todos los cánidos del Principado ayudaría a disminuir este riesgo y bajaría también el de contraer otras enfermedades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos