«La atención de los editores no es justa deberían correr más riesgos»

Pulido y Guéra ojean un ejemplar de 'Lamia'. / PATRICIA BREGÓN
Pulido y Guéra ojean un ejemplar de 'Lamia'. / PATRICIA BREGÓN

Rayco Pulido y R.M. Guèra imparten dos de las últimas charlas de las jornadas apostando por la libertad creativa alejada de los estándares

S. G. AVILÉS.

Rayco Pulido y R. M. Guèra mantuvieron ayer un encuentro con sus fans en la Jornadas del Cómic. Fueron dos de los autores encargados de cerrar esta edición y lo hicieron compartiendo con compañeros de profesión y seguidores sus experiencias, su carrera y sus planes de futuro. Ambos coincidieron ayer, no solo en el nombre, que también, si no en su visión de la industria actual.

«Me han llegado a decir que soy muy español», confesó Pulido, último Premio Nacional del Cómic. Su compañero, R. M. Guèra, destacaba que «la atención de los editores no es justa, deberían cambiar el criterio y correr más riesgos, dejar más espacio a los jóvenes». Mientras Pulido es comedido, pausado y se toma su tiempo con cada obra, Guèra explicaba cómo compagina su trabajo con la segunda parte de 'Los malditos' con otros encargos, entre ellos retomar un western que él mismo escribió hace 30 años. «Enfrentarme a este nuevo proceso de creación ha sido interesante. Cambió mi percepción de la historia, no me lo esperaba y me está gustando mucho», explicó el serbio.

Pulido no se ha puesto manos a la obra con ningún otro cómic después de 'Lamia', con el que ganó el Premio Nacional, confiesa que «estoy aprovechando los encargos que me ha traído el galardón. El Premio Nacional te da visibilidad, te conocen más, pero no sirve para recuperar el tiempo invertido, yo trabajé durante tres años en 'Lamia'», confesó.

El canario se decanta por obras íntegramente creadas por él, sin mirar al mercado al que van dirigidas. Mientras que Guèra se ha marcado como objetivo «iniciar cada día sin saber qué hacer, hay que sorprender al lector». En este punto ambos vuelven a coincidir en que es necesario que las editoriales «den oportunidades a los jóvenes, a lo que se sale de los estándares. Se han desaprovechado muchos riesgos los últimos años y ahora es lo que hace falta, tener valor para apostar por el factor sorpresa, por nuevas ideas», recalcó R. M. Guéra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos