La Cámara exige agilidad para liberar el suelo de las baterías

Luis Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Avilés. /A. P.
Luis Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Avilés. / A. P.

«Es necesario anticiparse a los problemas que puedan surgir y buscar iniciativas empresariales de gran valor añadido», subraya su presidente

J. F. G. AVILÉS.

La Cámara de Comercio reclama que se agilice al máximo el proceso de transformación de la parcela que ocupan las baterías cok en suelo industrial y pide tanto al Ayuntamiento como a la propiedad, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, la SEPI, tomar parte en el proceso. «Han sido muchos años perdidos, viendo como nuestra comarca se ha ido quedando cercada por polígonos construidos en otros municipios que sí han sido capaces de atraer empresas que podrían haber quedado radicadas aquí», subrayó su presidente, Luis Noguera.

Arcelor dejará libres los terrenos cuando las baterías se apaguen definitivamente. La fecha prevista es enero de 2020, una vez las que construye en Gijón entren en servicio y superen el período de prueba. A partir de ahí, el primer paso es demoler las instalaciones y descontaminar el terreno, ingente tarea que en su calidad de propietario corresponde a la Sepi, que reclama la participación de Arcelor en el proceso.

También está pendiente de definir el plan de urbanización, la fórmula que se utilizará para sacar las futuras parcelas al mercado y el tipo de empresas a las que se dirigirán. La alcaldesa, Mariví Monteserín reclama que se incorporen al Parque Empresarial Principado de Asturias y al Parque Tecnológico Avilés-Isla de la Innovación, y así se lo trasladará al presidente de la Sepi, Vicente Fernández Guerrero, en una reunión prevista para el día 20.

Noguera incide en que el nuevo suelo ofrece «una oportunidad para dar respuesta a una de nuestras mayores y más insistentes demandas, la generación de nuevo espacio industrial. Es necesario ponerlo en valor de la manera más eficaz y rápida posible, anticipándonos a los problemas que puedan surgir y buscando iniciativas empresariales de gran valor añadido», concluyó.

Los portavoces municipales también reclaman agilidad. «En Avilés hay pocas parcelas industriales y el precio es elevado, aunque es un tema que hay que abordar desde una perspectiva comarcal», manifestó el del PP, Carlos Rodríguez de la Torre, Primitivo Abella, de Somos, destaca que el cierre de baterías «será un gran paso en la lucha contra la contaminación» a la vez que reclama que la disponibilidad del suelo se limite a «empresas limpias» y que se conserve una parte de la instalación «como elemento de patrimonio industrial».

El no adscrito Constantino Álvarez reprochó por su parte al gobierno local que «no buscase el apoyo del resto de grupos políticos» y señaló como «de vital importancia» conseguir ayudas europeas para financiar el desmontaje y la descontaminación. «Si hay que repercutir el coste en las parcelas no parece que vaya a haber mucho comprador».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos