Varela reconoce que nunca se preocuparon por las cuentas del Niemeyer porque «era evidente en qué se gastaba el dinero»

Pialr Varela/Daniel Mora
Pialr Varela / Daniel Mora

La exalcaldesa de Avilés, Pilar Varela, ha confirmado hoy que todos los patronos consideraban que Grueso «lo estaba haciendo muy bien»

Cristina Del Río
CRISTINA DEL RÍOAvilés

Pilar Varela, exalcaldesa de Avilés y vicepresidente del patronato de la Fundación Centro Niemeyer desde 2007, ha declarado hoy que nunca se preocuparon por las cuentas porque «era evidente en qué se gastaba el dinero» y el exdirector, Natalio Grueso, a juicio de todos los patronos, «lo estaba haciendo muy bien». La actual consejera de Derechos y Servicios Sociales, que ha testificado durante tres horas y media en el juicio por el 'caso Niemeyer' que se está desarrollando en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, ha asegurado que conocían la contabilidad a través de las explicaciones tanto de la presidenta de la Fundación como del director general, pero nunca vieron los libros. «Nos basábamos en la confianza», ha manifestado.

Varela explicó que nunca pusieron en tela de juicio ni los salarios de los tres trabajadores del centro, que suponían una cuarta parte del presupuesto anual (250.000 euros de 1.000.000) y negó que el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, diera indicaciones o marcara una orientación. Asistía, eso sí, a la mayoría de los patronatos. «La presencia del presidente tenía que ver con la importancia del proyecto y con las personas que nos acogían», en refencia a las reuniones del patronato celebradas en Madrid.

Recalcó que el Ayuntamiento de Avilés siempre giró la transferencia y cumplió su compromiso de financiación, peero sí estaba al tanto de que entidades como el Puerto no hacían lo propio porque así se lo había manifestado Natalio Grueso.

Afirmó que con la entrada del gobierno de Foro Asturias en la presidencia del Principado comenzaron a llegar revocadas todas las subvenciones concedidas desde 2007, pero solo fue con un informe de auditoría firmado por Deloitte en 2012 cuando ella empezó a darse cuenta de que, tal vez, no todo estaba tan bien como ellos pensaban. A la pregunta del exsecretario José Luis Rebollo, de por qué no se recurrió esta revocación después de que él hubiera conseguido la devolución de parte del dinero, respondió que «porque se da por hecho que es cierto que fuera de manera diferente».

La exalcaldesa también contestó a preguntas sobre la decisión de aprobar las actas sin reunión, que asoció a la complicación de reunir a todos los patronos, y sobre la presencia de la mujer de Natalio Grueso en actividades de la Fundación. Reconoció que nunca preguntaron si cobraba.

Hoy estaba también llamado a declarar Santiago Rodríguez Vega, exalcalde de Avilés y actual presidente de la Autoridad Portuaria, que tendrá que regresar mañana.