El folclore llena el Niemeyer

Los serbios en su actuación en el Centro Niemeyer. / OMAR ANTUÑA
Los serbios en su actuación en el Centro Niemeyer. / OMAR ANTUÑA

El auditorio del centro cultural acogió el espectáculo en el que actuaron grupos de Tahití, Argentina, Serbia, Sri Lanka y España | La primera de las dos galas del festival internacional completó el aforo

MARINA MARTÍNAVILÉS.

Tras dos días de bailes folclóricos internacionales por todo el centro de Avilés, ayer por fin toda esa cultura se juntó en una única gala en el Centro Niemeyer.

El culmen del Festival Folclórico Internacional de Avilés tuvo lugar ayer en el auditorio del Niemeyer, con una representación que hoy se vuelve a repetir, también a las ocho de la tarde. En ella, las cinco agrupaciones participantes pudieron mostrar al público avilesino no solo sus bailes, sino también sus instrumentos, cantos y trajes tradicionales. Un desfile de folklore sobre el escenario con el que se pretendía, en palabras del presentador «representar la cultura, la música y el folklore de pueblos de todo el mundo».

La gala empezó puntual, presentando a las cinco agrupaciones (de Argentina, Serbia, Tahití, Sri Lanka y España) y procediendo después a escuchar cada uno de los cinco himnos nacionales. El auditorio, en el que no quedaba un solo hueco libre, se puso entonces en pie en señal de respeto. Tras esta introducción, comenzaron los bailes.

Antes de cada una de las actuaciones, el presentador explicaba al público la historia de la agrupación, así como su recorrido histórico. Comentaba, además, qué bailes iban a ser representados, con qué instrumentos, cuál era su dificultad o en honor a qué fueron creados.

Cada uno de las compañías de baile tuvo tiempo sobrado para bailar, cantar y poder mostrar sus mejores bazas. Tahití, con el fluido movimiento de sus faldas o España a golpe de pandereta. Las cinco agrupaciones encandilaron a un público que quedó maravillado con la diversidad cultural que llenó el auditorio.

El grupo folklórico Abrasevic fue uno de los participantes. La compañía se fundó hace 114 años en Valjevo, Serbia y ha sido galardonado con una gran cantidad de premios musicales. De Tahití llegaron para poner color al festival Hei Show Tamure, una agrupación formada por bailarines y músicos polinesios que participa activamente en la promoción de su cultura tradicional, participando cada año en varios festivales internacionales de folklore por todo el mundo. Destaca su participación para la promoción de la película de Disney 'Moana'.

El Gran Ballet Argentino es una compañía artística, fundada en 1963, dedicada a la difusión de la música y las danzas argentinas creando unas puestas en escena multitudinarias y singulares. La anfitriona fue, y volverá a ser en la gala de esta tarde, la Agrupación Folclórica Sabugo ¡Tente Firme!, formación de danza nacida en Avilés hace más de cincuenta años para fomentar las costumbres marineras del folklore astur.

Una gala que llenó el auditorio de folclore, pero también de público que no se quiso perder las singulares actuaciones. El evento de esta tarde será el que cierre el Festival Folclórico Internacional hasta el año que viene, por lo que es la última oportunidad para poder ver bailar a los invitados multiculturales.