Inspección de Trabajo fijó la sanción en 3.000 euros

El inspector de trabajo que se encargó de fijar las responsabilidades administrativas del accidente dijo en el juicio haber establecido «casi la sanción mínima». Al haber un herido se trata de un hecho grave y la multa mínima sería de 2.046 a 8.195 euros. El inspector la fijó en 3.000. Explicó ante el juez que la empresa tenía todos los certificados de prevención incluidos los del trabajador, que podría haber estado mal situado en el momento del accidente, algo que también argumentó la defensa en algún momento de la vista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos