Investigan a un geriátrico de Avilés por dejar solos a los ancianos por la noche

Investigan a un geriátrico de Avilés por dejar solos a los ancianos por la noche
Fachada exterior de la residencia de la tercera edad ubicada en la plaza de España, número 3. / MARIETA

Uno de los residentes apareció solo en la calle y otro tendido en el suelo junto a su cama

ALBERTO SANTOS AVILÉS.

La Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias ha abierto una investigación a una residencia de la tercera edad de Avilés por un posible incumplimiento de la normativa de atención a los ancianos. El motivo es una actuación policial puesta en marcha tras detectar de madrugada a un hombre de avanzada edad vagando solo por la calle, en las inmediaciones del geriátrico.

Según ha podido confirmar LA VOZ DE AVILÉS, una patrulla de la Policía Nacional se percató en la madrugada del pasado domingo de la presencia de un hombre que caminaba solo por la calle. Tras realizar las correspondientes averiguaciones, los agentes confirmaron que se trataba de uno de los usuarios ingresados en la residencia de la tercera edad ubicada en la plaza de España, número 3.

Uno de los usuarios fue trasladado al Hospital San Agustín al necesitar atención médica

El hombre fue conducido al interior del centro geriátrico donde, a pesar de los esfuerzos de la policía por requerir la presencia de algún cuidador o responsable, no apareció nadie. La sorpresa de los agentes fue notable porque los ancianos ingresados durante la noche estaban solos. Es decir, no disponían de ningún cuidador para atender a sus necesidades, ni médicas ni de vigilancia. Este último aspecto es el que habría facilitado que uno de los mayores ingresados encontrase facilidades para bajar al piso inferior, abrir la puerta y acceder con total libertad a la plaza de España, donde fue encontrado por la patrulla policial que hacía su habitual ronda nocturna en vehículo.

Además, otro de los ancianos de la residencia de mayores se encontraba tendido en el suelo. Por razones que se desconocen se había caído de la cama y no encontró ayuda al no haber vigilancia nocturna de cuidadores en el centro. Los agentes policiales advirtieron a los servicios de emergencia, que trasladaron al hombre al Hospital Universitario San Agustín, donde fue sometido a un reconocimiento médico.

Toma de declaraciones

Una vez concluida la inspección del geriátrico, la Policía Nacional emitió el correspondiente informe para intentar esclarecer los motivos por los que los usuarios de la residencia estaban solos en la noche del pasado sábado. Según ha podido saber este periódico, se ha tomado declaración tanto a los trabajadores de la empresa privada que gestiona el centro como a los propietarios. Este periódico intentó ayer localizar a algún responsable, sin que nadie hubiera atendido al requerimiento.

Desde la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del gobierno regional se está a la espera de recibir el informe policial con el fin de proceder a la apertura del expediente sancionador que proceda.

La ausencia de cuidadores en una residencia de personas mayores se considera una grave irregularidad, por lo que la empresa podría enfrentarse a una fuerte sanción.