Marc Martí, absuelto en el 'caso Niemeyer'

Marc Martí, sentado con camisa blanca, durante la sesión de ayer. /POOL EFE
Marc Martí, sentado con camisa blanca, durante la sesión de ayer. / POOL EFE

La Fiscalía y la acusación particular han retirado los cargos sobre el que fuera jefe de producción del Centro Niemeyer

C. R.

Marc Martí, que fue jefe de producción del Centro Cultural Oscar Niemeyer, ha sido absuelto del delito de malversación del que estaba acusado en el 'caso Niemeyer' por el que afrontaba una petición fiscal de 18 meses de prisión acusado como presunto cómplice. La Fiscalía y la acusación particular ejercida por la Fundación Centro Niemeyer han retirado hoy los cargos, pero han pedido que se deduzca testimonio por si pudiera haber incurrido en algún tipo de estafa procesal. Martí reconoció durante el juicio que cobró nueve mil euros a través de facturas falsas puesto que se encontraba en el paro cobrando el subsidio por desempleo.

«Marc está muy satisfecho. Era algo previsible porque, al margen de que se haya cometido alguna irregularidad en la forma de documentarlo haciendo facturas, Marc ha venido prestando sus servicios profesionales muy cualificados desde el año 2008», ha manifestado su abogado Javier García Menéndez tras la conclusión de la sesión.

Las partes han presentado hoy sus conclusiones y el 12 y el 13 de septiembre informarán sobre las mismas. La única novedad ha sido la retirada de la acusación sobre Martí porque, tal como hoy han avanzado las partes, tanto las defensas como las acusaciones mantienen sus posiciones.

La Fiscalía mantiene la petición de once años de prisión para el exdirector general del Centro Niemeyer Natalio Grueso por su supuesta responsabilidad en la emisión de facturas falsas o manipuladas, mientras que la acusación particular que ejerce la Fundación la eleva a quince años. Los otros tres acusados, el exsecretario general José Luis Rebollo, la exesposa de Grueso, Judit Pereiro, y el exagente de viajes, José María Vigil, afrontan peticiones fiscales que oscilan entre dos años y tres meses de prisión y ocho años de cárcel.