La realidad de la mujer iraní vista por una iraní

Una de las visitantes de ayer observa la serie 'Like Everyday'. / MARIETA
Una de las visitantes de ayer observa la serie 'Like Everyday'. / MARIETA

Aunque también habla sobre la guerra, la mujer tiene un peso específico en la obra de Ghadirian

C. R. AVILÉS.

La fotógrafa iraní Shadi Ghadirian inauguró ayer en el Centro Niemeyer la exposición 'Como todos los días', un recorrido por su producción artística en la que destaca el protagonismo de la mujer en consonancia con un siglo XXI «que será feminista o no será», en palabras del director de la institución, Carlos Cuadros.

Shadi Ghadirian, cuya obra forma parte de colecciones como las del British Museum, Smithsonian Institution o Centre Georges Pompidou, juega con el humor y el contraste para reflexionar sobre el papel de la mujer en la sociedad de su país, incluso cuando esta no está representada en la imagen, como en las series 'Nil Nil' y 'White Square', sobre el conflicto bélico entre Irán e Irak que coincidió con su adolescencia.

Mario Martín Pareja, comisario de la exposición, señala que el gran logro de la fotógrafa es tratar «temas universales propios de las mujeres de otras partes del mundo», unido a la capacidad para crear un «arte reivindicativo» en un país como Irán. «Ghadirian elige armas idóneas para que el altavoz no quede afónico y el mensaje consiga filtrarse, traspasar la censura y cruzar fronteras» gracias a ingredientes como la ironía y la metáfora, señala.

Hasta el 3 de marzo se podrá visitar una exposición de cincuenta fotografías pertenecientes a las series 'Qajar' (1998), inspirada en los retratos de este periodo histórico de Irán a finales del XIX y principios del XX; 'Like Everyday' (2000), una crítica a las responsabilidades del hogar que recaen sobre la mujer, en una serie en la que el rostro de la mujer es sustituido por un utensilio doméstico; 'West by East' (2000), en las que retoca las fotografías tal y como la censura hace con las imágenes que aparecen en las revistas occidentales que se distribuyen en su país; 'Ctrl+Alt+Del' (2006), una reflexión sobre la tecnología y los cambios sociales que impone; 'Nil Nil' y 'White Square' (2008), en las que introduce la guerra en la cotidianidad del hogar; y 'Miss Butterfly' (2011), que escenifica la necesidad de protección de uno mismo y del hogar tras sufrir un confinamiento forzoso por miedo a ser arrestada.

Más información

 

Fotos

Vídeos