La 'receta deportiva' ahorra 50 euros a la sanidad por cada uno invertido

El Congreso de Promoción de la Salud se celebró en el centro universitario. /  OMAR ANTUÑA
El Congreso de Promoción de la Salud se celebró en el centro universitario. / OMAR ANTUÑA

Jo Armes, doctora en la Universidad de Survey, presenta los últimos estudios que confirman la eficacia del ejercicio contra el cáncer

C. R.AVILÉS.

¿Por qué la gente con cáncer debería practicar ejercicio? «Porque hay mucha evidencia científica de que el riesgo de sufrir cáncer se reduce si aumentas tus niveles de actividad física y también hay cada vez más evidencia de que el ejercicio reduce el riesgo de que vuelva a aparecer, incluso de morir», afirmó ayer la enfermera Jo Armes, doctora por la Universidad de Surrey en el I Congreso Internacional de Promoción de la Salud organizado por el equipo de investigación Promoción de la Salud de la Universidad de Oviedo y celebrado en el Centro de Servicio Universitarios de Avilés.

Y no es suficiente con caminar o no, al menos, si no es intenso. «Te tiene que dejar sin aliento», explicó gráficamente. Armes cree que «tenemos que insistir porque es responsabilidad de cada profesional sanitario hablar con sus pacientes sobre la práctica de actividad física y desarrollar con ellos un plan sobre lo que deberían hacer». Es más, encuestas con pacientes han demostrado que la recomendación de su oncólogo acerca de hacer ejercicio no fue asumida como una obligación sino tan solo como un comentario.

La enfermera reconoce que el cáncer se manifiesta por «muchas razones». Puede ser heredado o por la exposición a algún material y si bien no tiene solo que ver con la nutrición y el ejercicio, «es importante ser físicamente activo porque es un buen medio para reducir el riesgo de sufrirlo». En este sentido, la alimentación es otro factor fundamental porque el ejercicio físico se ha demostrado efectivo «en alguien que lleva un estilo de vida saludable, por su composición corporal».

La suya fue la ponencia inaugural de un congreso inaugurado por la alcaldesa Mariví Monteserín y el rector Santiago García Granda. «La promoción de la salud es un reto estratégico a pesar de no tener competencia sanitarias», afirmó la alcaldesa, antes de detallar sus líneas estratégicas y destacó programas como la 'receta deportiva', por el que los médicos prescriben deporte a los pacientes de 26 tipos de patologías. «Por cada euro en este programa se ahorran 50 en prácticas sanitarias», subrayó.

«Debemos disfrutar del único patrimonio que tenemos, que somos nosotros mismos», recomendó el rector.