Dos versiones y media en 12 horas

Dos versiones y media en 12 horas

La declaración de los peritos será clave en el juicio por el 'caso Niemeyer'

C. DEL RÍO AVILÉS.

Solo han declarado tres de los cinco acusados (este tercero aún tiene que responder a las defensas) y ya van doce horas en tres jornadas. Doce horas de juicio por el 'caso Niemeyer' que han dejado más que clara la línea de las defensas. Una suerte de pacto de no agresión que apunta y dispara directamente contra los responsables políticos.

Ellos también tendrán oportunidad de defenderse, aunque para su alivio lo harán en calidad de testigos. El próximo lunes están llamados a declarar la exconsejera de Cultura y primera presidenta de la Fundación Centro Niemeyer, Ana Rosa Migoya, los expatronos Santiago Rodríguez Vega y Manuel Docampo y la exalcaldesa de Avilés, Pilar Varela. También Mercedes Álvarez, que fue presidenta de la Fundación, y el exconcejal de IU Fernando Díaz Rañón. Irán para nada, porque el exagente de Viajes El Corte Inglés retomará una declaración que no se antoja breve, y aún deben ser interrogados José Luis Rebollo y Marc Martí, pero allí volverán a encontrarse cara a cara con los cinco acusados que los señalan.

Lo hizo el exdirector del centro, Natalio Grueso, y el exsecretario de la Fundación Centro Niemeyer, José Luis Rebollo. Su turno de preguntas al anterior fue la primera parte de su defensa. Si a Grueso se le piden once años de cárcel por los presuntos delitos de falsedad documental, malversación e insolvencia, Rebollo se enfrenta a una petición de pena de dos años y dos meses por cooperar en los presuntos delitos de alzamiento de bienes y falsedad en documento mercantil.

Antes tendrá que seguir repartiendo culpas el exagente José María Vigil, que dejó entrever que los «errores» que se cometieron al asignar viajes de terceros a la cuenta del Centro Niemeyer pudo haberlos cometido cualquiera porque cada vendedor tiene un «número público» que incluye en sus talones de venta. Además, tras reconocer que siguió facilitando servicios al Centro Niemeyer sin conocimiento de la central, aseguró que sus jefes de Asturias sí estaban al corriente.

Hubo otros detalles en su declaración como su papel colaborador en la identificación y reconocimiento de los «errores» en la facturación una vez que se había ido de la empresa («Me fui yo , no me echaron», aseguró al fiscal), en un documento confeccionado por El Corte Inglés que él firmó.

De momento, los acusados han optado por responder a todas las partes salvo a Foro Asturias, que ejerce la acusación popular.

Contables y peritos

Los próximos lunes y martes continuará un juicio que seguirá dejando titulares sustanciosos al menos durante las primeras sesiones. Después habrá que esperar a la declaración de los dos contables señalados el miércoles por Vigil y a la del perito de la Agencia Tributaria en cuyo informe se sostiene la acusación. En su documento refleja facturas supuestamente duplicadas, pagos fraccionados bajo conceptos genéricos y gastos ajenos asignados al Centro Niemeyer. La mitad de los acusados han dado su explicación y ahora queda ver el soporte documental y la argumentación del técnico. Su declaración estaba prevista para principios de mayo, pero con el retraso que acumula el juicio es difícil calcular cuándo se producirá. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial había previsto despachar las declaraciones de los cinco acusados y el centenar de testigos en catorce días. Una previsión que se antojaba ya muy optimista sobre el papel.