Angelo Becciu, en Oviedo: «Estamos preocupados por los escándalos que parecen no tener fin»

Angelo Becciu: «Estamos preocupados por los escándalos que parecen no tener fin»
DAMIÁN ARIENZA

La Catedral de Oviedo acogió este sábado la ceremonia de beatificación de los seminaristas mártires de Oviedo

Azahara Villacorta
AZAHARA VILLACORTAGijón

«Todos estamos preocupados por los escándalos que parecen no tener fin», acaba de asegurar el cardenal Angelo Becciu en una Catedral de Oviedo abarrotada durante la ceremonia de beatificación de los seminaristas mártires de Oviedo, donde el representante de la Santa Sede ha asegurado que «el mensaje de estos seminaristas mártires habla a España y habla a Europa con sus comunes raíces cristianas».

Ante más de 130 familiares de los nuevos beatos llegados desde toda Asturias y nueve obispos, Becciu afirmó: «Necesitamos sacerdotes honestos que lleven las almas a Dios y no causen sufrimiento a la Iglesia ni turbación al pueblo de Dios».

Pero, además, el portavoz del Papa Francisco recordó que «los nuevos beatos fueron víctimas» de una «violencia feroz marcada por una acalorada hostilidad anticatólica, que tenía como objetivo la eliminación de la Iglesia y en particular del clero». Y es que -sostuvo- «fue suficiente identificarlos como seminaristas para descargar sobre ellos su crueldad criminal, impulsados por el odio visceral contra la Iglesia y el cristianismo».

Más información

Una vez terminada la eucaristía Ángel Cuartas Cristóbal, Mariano Suárez Fernández, Jesús Prieto López, Gonzalo Zurro Fanjul, José María Fernández Martínez, Juan José Castañón Fernández, Manuel Olay Colunga, Luis Prado García y Sixto Alonso Hevia son ya beatos de la Iglesia asturiana por «ofrecer su vida por Cristo en las circunstancias trágicas ocurridas durante la persecución religiosa de los años treinta del siglo pasado».