El Rey da su apoyo a la Fundación Cristina Masaveu en el estreno de su sede en Madrid

. / EFE
. / EFE

El ministro de Cultura, el alcalde de Madrid y el presidente del Principado visitaron la exposición de pintura del siglo XIX que comisaría Javier Barón

EFE / M. F. ANTUÑAMADRID / GIJÓN.

Pleno de autoridades en Madrid para asistir a la inauguración de la sede de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, que logró el respaldo no solo del Rey, sino también al ministro de Cultura, José Guirao; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el presidente del Principado, Adrián Barbón. Ejerciendo como anfitriones, Fernando Masaveu, presidente de la entidad dedicada al mecenazgo cultural desde su fundación en 2006 a la muerte de quien le da nombre, y Carolina Compostizo, su directora (que es también coautora del proyecto arquitectónico de rehabilitación junto a Rafael Masaveu), que les dieron la bienvenida y las guiaron por los entresijos de un edificio noble en la calle de Alcalá Galiano que ha sido modernizado y adaptado para albergar exposiciones temporales y otro tipo de actividades y que cuenta sorpresas artísticas de primer nivel, como un relieve de 14 metros de altura obra del escultor Jaume Plensa en uno de sus patios interiores. Estaba ayer en Madrid el artista catalán en el acto y el propio don Felipe le expresó su admiración por 'Silencio', que así se titula la pieza.

La primera de las exposiciones que alberga el espacio saca a la luz 117 obras, la mayoría (80) de la colección Masaveu, una de las mejores de carácter privado de cuantas existen en España, y de la propia fundación, que no cesa en su empeño de adquirir arte y recuperar patrimonio español fuera de nuestras fronteras. Se traza con esos óleos un viaje apasionante a través del siglo XIX que ha sido diseñado por el asturiano Javier Barón, jefe de Conservación de Pintura del Siglo XIX del Museo Nacional del Prado, que fue quien guió esta primera visita por las inmaculadas salas. 'Colección Masaveu. Pintura española del siglo XIX. De Goya al modernismo' cita en las mismas paredes a artistas como el ya nombrado genio aragonés, Agustín Esteve, Federico de Madrazo, Eduardo Rosales, León y Escosura, José Benlliure, Mariano Fortuny, Joaquín Sorolla, Ignacio Zuloaga, Santiago Rusiñol, Anglada-Camarasa o Isidro Nonell. Hay, además, una nutrida presencia de autores asturianos como Dionisio Fierros, Luis Menéndez Pidal, Juan Martínez Abades, Darío de Regoyos o Evaristo Valle.

Con las explicaciones de Barón, la comitiva encabezada por don Felipe fue desfilando por los diferentes espacios, deteniéndose ante obras icónicas como 'Los señores de Saridakis en su automóvil', de Fernando Álvarez de Sotomayor, una de las que sirve de escaparate de una muestra que arranca su recorrido con 'Banderilleros', de Goya.

La inauguración de ayer estuvo reservada para unos pocos privilegiados, algunos de ellos llegados desde Asturias, como la consejera de Cultura, Berta Piñán; el director del Museo de Bellas Artes de Asturias, Alfonso Palacio; el presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández-Vega; la directora de la misma, Teresa Sanjurjo. Junto a ellos, el mecenas astur mexicano Plácido Arango junto a su hermano Manuel. Alicia Castro Masaveu, Ladislao Azcona y la artista Blanca Muñiz, que también tiene obra en el espacio, estuvieron allí junto a personalidades de la cultura, como Ricardo Martí Fluxá y Carlos Zurita, y del mundo de la empresa que quieron arroparon la familia Masaveu en una cita muy exclusiva en la que tomaron parte medio centenar de personas. Todos disfrutaron de un cóctel del que también fue partícipe el Rey, que estuvo por espacio de dos horas en la nueva sede.

La apertura oficial de las puertas al público en general será este viernes. Entonces el espacio se descubrirá a todas las miradas mediante unas jornadas de puertas abiertas que se prolongarán hasta enero y que permitirán conocer el interior con audioguías gratuita e incluso participar en varias visitas guiadas y conferencias que se pondrán en marcha.