Fallece a los 90 años Lucho Gatica, el rey del bolero

Fotografía de archivo del cantante Lucho Gatica./EFE
Fotografía de archivo del cantante Lucho Gatica. / EFE

El cantante chileno popularizó temas como 'Quizás, quizás, quizás' o 'Bésame mucho', tocada incluso por The Beatles

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Solo grabó un puñado de discos a lo largo de sus más de siete décadas de actividad musical. Pero plasmó en sencillos, vinilos, cedés e interpretó en miles de conciertos canciones que han atravesado generaciones en las dos orillas del océano Atlántico. Temas que, inconscientemente, han sido tarareados en un momento de felicidad o silbados sin saber muy bien los motivos. Porque detrás de clásicos como 'Quizás, quizás, quizás', 'El reloj' o 'Bésame mucho' se convertían en otra cosa en el momento en que salían de la garganta de Lucho Gatica, que falleció anoche en México, según confirmó su hijo Luis en las redes sociales.

«Buen viaje! Te amo...» fue el mensaje junto a un crespón negro firmado por uno de los siete hijos de Luis Enrique Gatica Silva, que nació en Rancagua (Chile) el 11 de agosto de 1928. Tuvo una infancia dura, pobre, que se incrementó con la muerte de su padre con apenas cinco años. El pequeño Lucho encontró en su hermano mayor Arturo -diez años- el referente que necesitaba. Además, le abrió la puerta a una 'sala' que jamás abandonaría: la música. Con apenas trece años, en 1941, ya cantaba junto a él y a los quince años grababa sus primeras canciones. Y en 1945, abandona su ciudad natal para mudarse a Santiago de Chile e intentar sacarse el título de protésico dental. En la capital sudamericana vuelve a coincidir con su hermano Arturo, que en ese rol paterno le deja claras las reglas del juego: si quiere cantar, no hay problema; pero se tiene que sacar el título. Lucho Gatica lo cumple a medias. Casi se matricula. La música había 'envenenado' su cuerpo y encontró en Raúl Matas a su mejor cómplice.

El locutor de Radio Minería vio el potencial de Gatica y gestionó su primera grabación profesional en 1949 junto a su hermano Arturo. 'La partida', 'El martirio', 'Tú que vas vendiendo flores' y 'Tilín tolón' fueron las primeras canciones para la filial chilena del sello Odeón. Dos años más tarde, presentaba el sencillo 'Piel canela' junto a Olga Gullot, a la que siguieron 'Contigo en la distancia' y 'Sinceridad', junto al trío Los Peregrinos.

En 1953, grabó 'Bésame mucho' con la orquesta del Robert Inglez, que en realidad era un director escocés llamado Robert Inglis. El éxito fue mundial y la canción llegó a oídos de Jim McCartney, padre de Paul, bajista de... The Beatles. El cuarteto la grabó en un 'spanglish' fallido que se puede escuchar en 'Anthology I'.

Carrera internacional

A partir de 1956 comienza su carrera internacional, primero en Venezuela, y a partir del año siguiente en México, donde se instala y desarrolla casi toda su carrera musical. Continúa grabando sencillos -'Voy a apagar la luz', 'No me platiques'- y en 1958 publica su primer LP ('Inolvidables'), al que seguirán el mismo año 'El gran Gatica' y 'Encandenados'.

Publica discos y aparece en películas de forma regular hasta 1977. Desde ese año y hasta 2013 solo publica tres discos más, mermado por los problemas de salud: '40 años cantándole al amor' (1992), 'Lo que me queda por vivir' (1996) e 'Historia de un amor' (2013), un trabajo con Michael Bublé, Laura Pausini, Luis Fonsi o Miguel Bosé. Un disco para homenajear a uno de los grandes de la música latinoamericana que se codeó con Nat King Cole o Elvis Presley.

Lucho Gatica charla con Elvis Presley en 1957.
Lucho Gatica charla con Elvis Presley en 1957. / R.C.

 

Fotos

Vídeos