La viuda de Jesús Castro, en 'Cuarto Milenio': «Soñó que estaba dentro del agua y que alguien tiraba de él hacia adentro»

Blanca Cobián, durante su intervención en 'Cuarto Milenio' (Cuatro)
Blanca Cobián, durante su intervención en 'Cuarto Milenio'. / Cuatro

Blanca Cobián habla en el programa de Iker Jiménez de las circunstancias que rodearon la trágica muerte del futbolista del Sporting

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Blanca Cobián, viuda de Jesús Castro, se ha sentado ante las cámaras del programa 'Cuarto Milenio' (Cuatro) para hablar del episodio más difícil de su vida y las circunstancias que lo rodearon. Y es que la trágica muerte del futbolista del Sporting en una playa de Cantabria tuvo una serie de presagios que fue desgranando a través de las preguntas de Iker Jiménez.

Cobián reveló que en la misma playa de Pechón en la que su marido perdió la vida el 26 de julio de 1993 cuando rescataba a dos jóvenes soñó que se ahogaba: «Me contó que había soñado que estaba dentro del agua y que no podía salir, que alguien tiraba de él hacia adentro».

En el programa emitido este domingo, dedicado a las premoniciones, la viuda del futbolista reveló que cuando por primera vez vio el pueblo de acceso al arenal, conocido también como playa de Amió, «noté algo, vimos una señora que iba de lado y nos miró fijamente, me recorrió un escalofrío». Además, su hijo pequeño, que entonces tenía siete años, aquel fatídico día se negó a ir a la playa y llegó a decir: «No voy, tengo una premonición, tengo miedo».

Con todo, la familia al completo fue a la playa aquel fatídico día. «Cuando Jesús se fue a pasear por la orilla tuve el impulso de irme con él, pero en el último momento me quedé sentada», contó su viuda, que recordó que «Jesús se quitó las zapatillas rápidamente y se metió corriendo al agua. Ya no le vi más». Fue uno de sus hijos quien le avisó: «Mamá, papá se está ahogando, está solo». La horrible tragedia le recordó la pesadilla que días antes había tenido el futbolista.

Blanca también contó que tiempo después de la muerte de Jesús Castro soñó varias veces con él. Contó, como ejemplo, que estado enferma de neumonía «él me pidió que dejara de fumar, me dijo que era o el tabaco o mi vida«. Y eligió la vida.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos