Carmen, expulsada de 'Masterchef' por «dar la lata»

Carmen, eliminada./RTVE
Carmen, eliminada. / RTVE

La 'repescada' se jugó la eliminación con Aitana, que tampoco convenció al jurado, pero fue la dependienta la que perdió al presentar una tapa «triste y pobre», según el jurado

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

No hacer caso al jurado puede tener consecuencias dramáticas, y si no que se lo digan a Aleix y Aitana, que partían en la novena gala de 'Masterchef' con el handicap de portar los malditos delantales negros. La sanción la recibieron en el anterior programa por no mantener la boca cerrada en la grada, a pesar de las continuas advertencias de Jordi Cruz. A la vasca le pudo su afán de ayudar a sus compañeros y su solidaridad le costó el castigo. Y a punto estuvo la condena de costarle el concurso.

La noche empezó con aires de fiesta. Mario Vaquerizo, Bibiana Fernández, Anabel Alonso, Carmen Lomana, Jefferson, Juan Antonio y María Blanco regresaron al formato para salsear a gusto en una prueba que ponía a prueba el sentido de la intuición de sus participantes. Teresa y Valentín superaron con nota el reto, siendo los que mejor supieron captar las señales de sus compañeros, que solo podían utilizar la mímica para comunicarse entre ellos. Pepe Rodríguez y Jordi Cruz también participaron en la divertida, aunque exigente, propuesta; mientras Edu Soto acompañaba a Samantha Vallejo-Nágera a supervisar el cocinado. Los más divertidos fueron, sin duda, Carmen Lomana y Aleix que protagonizaron momentos de alta comedia, sobre todo cuando ella lo calificó a él como «chico cañón». Y de ahí para arriba.

El Teatro Calderón de Madrid acogió la prueba de exteriores, cuya banda sonora tuvo una importancia notable. Uno de los musicales más celebrados del mundo, 'West side story', envolvió a los aspirantes que debían elaborar un menú para todo el elenco, los productores y el director del espectáculo. Valentín capitaneó al grupo azul, formado por Carmen y Carlos, mientras Teresa lideraba a los rojos Samira, Aitana y Aleix. Los nervios se apoderaron de concursantes como Teresa y Samira, que discutieron de lo lindo durante el trabajo; Carlos, por el contrario, prefirió esperar al final para descargar su tensión contra Valentín, al que le acusó de ser mal capitán. Y al adicto al fitness le sentó como un tiro la reflexión. Al final, los expertos premiaron a los colorados, enviando a galeras a Valentín, Carmen y Carlos, que se jugaban la eliminación con los castigados Aitana y Aleix.

La cocina de vanguardia protagonizó el duelo final. Los nominados podían utilizar una selección de lácteos, latas, verduras, frutas y proteína animal, pero había una pega: cuantos más ingredientes elegían, menos tiempo tenían para realizar la elaboración. Además, debían usar diferentes gases que se suelen utilizar en la cocina profesional como aire, dióxido carbónico, óxido de nitrógeno y nitrógeno. Joan Roca y a su hijo, Marc Roca, eran los maestros invitados.

Aitana y Carmen no supieron seducir al jurado con sus recetas. La vasca se jugó la expulsión con un 'mix de tradición y vanguardia' que Jordi calificó como «una mezcla sin sentido». La fortuna le sonrió porque su contrincante Carmen 'tiró de latas' y presentó una tapa «triste y pobre», según Pepe. Aquello le valío la expulsión, «porque aquí se viene a cocinar y hoy solo has abierto latas», valoró el tribunal antes de eliminarla.