Las duras imágenes de un desahucio hacen derrumbarse a un reportero en pleno directo

Las duras imágenes de un desahucio hacen derrumbarse a un reportero en pleno directo

«Hay muchos desahucios a diario, pero no este no es un desahucio cualquiera», ha comenzado su crónica el periodista

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Los trabajadores del programa 'Buenos Días Madrid' vivieron durante el directo un duro momento que seguro que su protagonista, el reportero José Antonio Masegosa, no olvidará. «Tranquilo, José Antonio, tranquilo. Es muy emocionante, y lo entendemos. Es tremendo». Así reaccionaban la presentadora Verónica Sanz para animar al periodista al que le tocó vivir el duro desahucio de una familia.

En el vídeo, compartido en la cuenta de Twitter del programa de Telemadrid, se puede ver a dos niños de 3 y 5 años durmiendo, sin ser conscientes del duro revés que están viviendo: los pequeños junto a sus padres fueron desahuciados del piso de la localidad madrileña de Móstoles que okupaban desde hacía años.

«La policía ha arrastrado a quienes intentaban bloquear el desahucio de Raquel y su familia. El desahucio de su casa que habían okupado durante cuatro años. Finalmente esta familia con dos niños pequeños, de tan solo 3 y 5 años, fue desalojada», comenzaron a explicar los presentadores del programa de Telemadrid, antes de conectar con el reportero José Antonio Masegosa. La cara del periodista cuando le dieron paso era dramática.

«Bueno, por lo menos no están en la calle», ha comenzado a narrar, con la voz entrecortada. «Es la primera noche en un hostal de Móstoles. Desgraciadamente es un desahucio más, porque desgraciadamente hay muchos desahucios a diario, pero no es un desahucio cualquiera», ha comenzado su crónica de lo sucedido Masegosa, antes de entrar en detalle.

«Y les voy a explicar por qué no es un desahucio cualquiera. Porque han sido desahuciados niños. Se llama Karim, tiene cinco años, y ayer quedó en la calle. Ahora duerme plácidamente y en seguida le llevaremos al colegio. Y ahora les voy a presentar al otro pequeñajo de la familia, y la verdad es que me cuesta hablar. Se llama Omar, tiene tres años, porque...». En ese momento, el reportero se ha derrumbado y ha comenzado a llorar.

«Me está afectando muchísimo, porque estamos acostumbrados a contar noticias, y estamos acostumbrados a contar desahucios, porque al final hay tanta tensión que te abstraes de lo emocional. Pero cuando ves a los dos niños y, sobretodo, durmiendo...», ha acertado a decir.

 

Fotos

Vídeos