Baloncesto

El Liberbank se vuelve a quedar a las puertas

El Liberbank se vuelve a quedar a las puertas
Hugo Álvarez

A pesar de un intento de reacción en el último cuarto el cuadro ovetense sigue sin lograr el triunfo en la pretemporada

Hugo Velasco
HUGO VELASCOGijón

El Liberbank Oviedo Baloncesto se tuvo que conformar finalmente con la cuarta posición en el primer Torneo Liberbank Ciudad de Oviedo, tras caer en la final de consolación por 64-69 ante el Obras Sanitarias. En un partido en el que Javi Rodríguez volvió a tener las bajas de Gunnar Ólafsson, Tre Coggins y Guim Expósito.

A pesar de un mal inicio de partido por parte de los ovetenses, quienes llegaron a ir ocho puntos abajo en los primeros minutos del cuarto, los buenos movimientos interiores de Rolandas Jakstas y la circulación de balón de Sergio Llorente, hizo que los azules cerrasen el cuarto a cinco puntos (20-25).

Como sucediese el día anterior ante el Real Madrid, en el segundo cuarto el cuadro local desplegó su mejor juego, lo que le permitió igualar el partido a 31 tras un parcial de 8-0, con Llorente llevando el timón del equipo, y Devin Wright ganándose el espacio sobre la pintura.

Tras un tiempo muerto de Gregorio Martínez para frenar la dinámica positiva del Liberbank, el partido bajó un punto su intensidad con intercambios alternos de dominio, pero manteniéndose la igualada en el marcador hasta un arreón final de los argentinos, quienes alcanzaron el descanso con una ventaja de cinco puntos (38-43), aprovechándose de la ausencia sobre el parqué de Llorente.

Al ecuador del partido los dos máximos anotadores eran jugadores del Obras Sanitarias, Jose Montero con doce puntos y Raven Barber con nueve. Mientras que en el plantel asturiano era reseñable que todos los hombres que disfrutaron de minutos habían logrado encestar, siendo Wright y Álex Reyes, con seis puntos, los máximos anotadores.

Tras el paso por los vestuarios el conjunto ovetense salió más entonado, y eso se vio reflejado en un parcial inicial de 6-0, con el que volvieron a situarse el frente del electrónico (44-43).

Como sucediese en el cuarto anterior, la racha de los ovetenses tuvo respuesta inmediata del conjunto argentino, que no quería desaprovechar la oportunidad de cerrar una nueva visita a Oviedo con triunfo.

Tras unos minutos en los que el juego bajó su intensidad, el equipo de Gregorio Martínez volvió a darle una velocidad más para superar la barrera de los dos dígitos de diferencia al inicio del último cuarto, 49-59.

Con una sensación en el ambiente de Pumarín que todo estaba listo para sentencia, los jugadores de Javi Rodríguez no quisieron cerrar su participación en el Torneo sin luchar hasta el final, como les caracteriza habitualmente.

Esa filosofía guerrera de los azules, junto a un gran acierto desde la línea de 6,75 metros, con dos triples de Matti Nuutinen y uno de Llorente, propició que los ovetenses se metiesen de nuevo en la lucha por el partido al firmar un parcial de 10-3, con el que redujeron la distancia a cuatro puntos (62-66), provocando una reacción en la grada de Pumarín, la cual comenzó a soñar en la remontada.

Pero finalmente, y al igual que el día anterior ante el Real Madrid, el equipo de Javi Rodríguez no logró completar su objetivo, quedándose nuevamente a cinco puntos.

El próximo partido del Liberbank será la final de la Copa Principado el domingo -19 horas- en Pumarín.