Baloncesto | LEB Oro

El Liberbank Oviedo sigue la estela de la Copa Princesa

Los jugadores y el cuerpo técnico, conjurados en el último entrenamiento. / ÁLEX PIÑA
Los jugadores y el cuerpo técnico, conjurados en el último entrenamiento. / ÁLEX PIÑA

Javi Rodríguez recupera a Van Zegeren y Meana para recibir al Huesca de Guillermo Arenas, Sans y Karahodzic

HUGO VELASCO OVIEDO.

Tras dejar atrás una semana con dos compromisos ligueros, los cuales resolvió de manera satisfactoria, el Liberbank Oviedo Baloncesto afrontará esta tarde -17 horas- un nuevo duelo en el Polideportivo de Pumarín, donde recibirá a un Levitec Huesca en el que están varios viejos conocidos.

Los de Javi Rodríguez, que tienen la oportunidad de encadenar por segunda ocasión esta temporada tres victorias de manera consecutiva, se encuentran en la sexta posición de la tabla, a la estela de los conjuntos que pugnan por la clasificación para la Copa Princesa, de la que se conocerán sus dos candidatos en un mes, al cierra de la primera vuelta en la LEB Oro.

Precisamente uno de esos conjuntos que preceden a los ovetenses en la clasificación, y que están en el cuarteto de equipos que acechan el liderato del Betis, es el Huesca del extécnico azul Guillermo Arenas.

Además del retorno de quien logró desde el banquillo el ascenso del club ovetense a la LEB Oro, será una tarde especial para dos de sus jugadores, Agustí Sans, uno de los artífices de la consecución de la Copa Princesa en la temporada 2016-17, y Kenan Karahodzic, quien vuelve a la que fue su casa durante la campaña pasada.

El cuadro oscense presenta un balance de ocho triunfos y tres derrotas, demostrándose como uno de los conjuntos más fuertes en su feudo, en el que aún no conoce la derrota, al imponerse en los seis compromisos que tuvo ante su afición.

En cambio, lejos del Palacio Municipal de los Deportes, el equipo de Arenas tiene más problemas para resolver su partidos, aunque los dos triunfos que logró fueron de nivel, al hacerlo ante dos de los candidatos llamados a luchar por al ascenso a final de temporada, Bilbao y Melilla. Además, en su visita a Palencia perdió por tan solo un punto, lo que evidencia que el Huesca se crece ante rivales de peso, y si a esto le sumamos su predilección por el Polideportivo de Pumarín, en donde se alzó con el triunfo en cuatro de sus siete visitas oficiales, cinco en liga y dos en play-off, hacen presagiar que el de esta tarde será un choque trepidante.

De cara a este partido Javi Rodríguez recupera efectivos, al recibir el alta médica el pívot holandés Joey Van Zegeren y el base Alonso Meana, lo que permitirá al técnico gallego repartir minutos entre sus hombres, con la consiguiente descarga de juego en piezas tan importantes como Óliver Arteaga, Roope Ahonen o Sergio Llorente.

En cambio Matti Nuutinen tendrá que ver el partido desde el banquillo, al arrastrar problemas en el hombro después de su periplo con la selección finlandesa.

Por parte del cuadro oscense, Guillermo Arenas, quien aun no sabe lo que es ganar en Pumarín como visitante, tendrá disponibles a todos sus hombres, incluido el internacional macedonio Stojan Gjuroski, que se unía esta semana al grupo después de las ventanas FIBA.

Con el juego interior como su gran baza para el ataque, los oscenses tienen en el escolta Tyler Haws a su máximo exponente sobre la pintura. El norteamericano ocupa el quinto puesto en el ranking de anotación de la categoría, al promediar 16,1 puntos en los algo más de 29 minutos que está de media sobre la cancha.

Junto a él, el estonio Rauno Nurger, con una media de 10,5 puntos, y el germano Philipp Hartwich, son las otras bazas interiores que posee Arenas, así como las grandes torres que luchan por hacerse con los rebotes.

La defensa ovetense no podrá descuidar el marcaje al ala-pívot Gjuroski, el escolta Lukas Aukstikalnis, o el propio Sans, quienes cuentan con unos porcentajes de acierto en el lanzamiento exterior superiores al 45%.

 

Fotos

Vídeos