«Mi casa es el Sporting, no me iría a ningún otro equipo»

«Mi casa es el Sporting, no me iría a ningún otro equipo»

Elena S. Herrero
ELENA S. HERRERO

«Es un privilegio para mí llevar durante tanto tiempo la camiseta de este club». La capitana del Sporting Femenino, Candy Fernández, repasa los buenos y malos momentos de esta temporada y asume nuevos retos para la siguiente. Con solo cinco años ya tenía clara su pasión por este deporte y pese a los comentarios y las dudas, decidió ir a contracorriente y afianzarse como la jugadora que es hoy en día: uno de los pilares de su equipo. Apoyada y admirada por los suyos, sobre todo por su fiel can, Laika, que no se pierde ni un sólo partido de su estrella.

– ¿Dónde fueron sus primeros toques al balón?

– Empecé jugando en el patio durante el recreo con unos amigos cuando tenía cinco años. Descubrí que era un deporte que me encantaba. Por aquel entonces mi padre trabajaba en las Escuelas de Mareo y le dije que quería apuntarme a un equipo de fútbol. Así que comencé a jugar en Tineo con los chicos.

– ¿Cómo llevaba ser la única chica? ¿Tuvo algún inconveniente?

– No. Eso sí, al principio mi madre era reacia a que jugara, pues tenía miedo de que me hicieran daño. Pero, pronto se dio cuenta de que no era así. No obstante, sí que es cierto que recibí algún que otro comentario de algún niño y tuve un momento de bajón cuando tenía diez años e incluso lo quise dejar. Gracias al apoyo de mis padres pude verlo de forma diferente y ahora con más edad sé que son cosas de niños.

– ¿Cuándo comenzó a jugar en un equipo femenino?

– Cuando las Escuelas de Mareo se deshicieron seguí en el equipo de Tineo y tuve la suerte de que a los 12 años me convocaran con la Selección Asturiana Femenina sub 12. Ahí me vio el que era el entrenador del Mareo Femenino y me fichó para el infantil. Desde entonces he seguido en el mismo equipo que ahora se llama Real Sporting Femenino.

– ¿Cómo describiría estos años en el club?

– Han sido trece años muy intensos. Las cosas han ido de menos a más. ¿Qué puedo decir del Sporting? Nos tratan como a uno más, no tenemos queja en relación a las instalaciones y contamos con los privilegios que los demás. No todos los equipos pueden gozar de esto. Cada año vamos siendo más importantes.

– ¿Qué significa llevar el brazalete de capitana?

– Es un orgullo. Soy del Sporting y llevo toda la vida vistiendo su camiseta. Además, cuando ves a las pequeñas fijarse en ti, sientes mucha emoción.

– Como líder del grupo, ¿qué les transmite a sus compañeras?

– Creo que es importante destacar el trabajo diario y el no conformarnos con poco. Al final, estamos en un club de prestigio y siempre aspiramos a lo más alto.

– ¿Cómo valoraría el trabajo de esta temporada?

– Ha sido muy regular, pues empezamos bien con algún que otro partido perdido y no nos imaginábamos que íbamos a estar donde estamos ahora. En la segunda vuelta hemos tenido una racha fatídica, ya que estuvimos ocho partidos sin puntuar. Igualmente creo que hemos formado un equipo con chicas jóvenes y hábiles que sabemos que dará resultado en el futuro.

– Su mejor recuerdo de la Liga.

– Sin duda, el gol que metí en casa contra el Gijón Femenino, nos aseguró la victoria. Y otra cosa que destacaría es que mi compañera Acuña, después de romper el cruzado, ya está recuperándose y la tendremos pronto con nosotras.

– Y, ¿el peor?

– Para mí fue un momento muy duro cuando perdimos ante el Llanera. Pudimos marcar, pero no fue suficiente para terminar la mala racha que nos perseguía.

– ¿Cómo se ve de aquí a unos años?

– Quiero seguir jugando hasta que el cuerpo aguante. También me gustaría sacar el título de entrenadora para formar parte del cuerpo técnico de algún equipo en un futuro.

– ¿Se iría del Sporting a algún equipo de Primera División?

– La respuesta es clara: no, me quedaría aquí, en mi casa, en el Sporting.

– ¿Algún equipo a destacar este año de Segunda División?

– Sí, el Monte de Cantabria. No nos esperábamos que fueran a quedar tan arriba en la tabla.

– Y, ¿qué opina del posible ascenso del Real Oviedo Femenino a Primera?

– (Risas). Este ascenso sería sin duda muy bueno para el fútbol asturiano.

– Es una todoterreno, además del fútbol también imparte clases en un colegio.

– Así es, soy profesora en el colegio de la Asunción en Gijón.

– ¿Cómo lo compagina?

– Saco horas de donde puedo. No paro nunca, pero siempre hay tiempo para el fútbol.

– ¿Qué diría a las nuevas generaciones de jugadoras?

– Más que animar a jugar, hago un llamamiento para que la gente venga a vernos. Por experiencia sé que podemos sorprenderles, pues muchos llegan aquí pensando que no sabemos jugar y tras el partido se dan cuenta de que estamos al mismo nivel que los chicos.